Calderón se corona campeón gracias a la constancia
Foto: cortesía Nascar México

Calderón se corona campeón gracias a la constancia

El piloto del auto número 2 es el nuevo monarca de la Nascar Toyota Series pese a no haber ganado una sola carrera en el año

martin_aviles
Martín Avilés

Abraham Calderón fue cauteloso, observador y demostró agresividad cuando fue necesario. El desenlace del Desafío 2014 de la Nascar México tuvo matices épicos, pero finalmente fue el líder, quien se proclamó como el nuevo campeón a pesar de no haber ganado una sola carrera en el año.

Una palabra puede describir la temporada del piloto de Telcel Racing, constancia. A bordo de su auto, el número 2, el regiomontano recorrió el Miguel E. Abed con calculadora en mano, cuidó su coche, evitó contactos y ganó con todas las de la ley.

“Increíble, ha sido una temporada de ensueño, no nos veíamos en esta posición, una temporada en la cual nos hubiera gustado ganar carreras, estuvimos cerca, tuvimos dos segundos lugares, pero lo que nos tiene aquí es la constancia y esa fue la clave”, comentó Calderón quien finalizó con una cosecha de 1200 puntos.

Tan pronto rugieron los motores, Daniel Suárez se puso al frente del pelotón, con un Rubén Pardo que secuestro la segunda plaza casi de inmediato. Sin embargo, una bandera amarilla detuvo las acciones muy pronto en la carrera, luego de un contacto entre Jorge Contreras Jr. y Mario Domínguez.

Apenas se reanudó la carrera tras otra bandera amarilla, un contacto entre Rogelio López y Rubén García Jr. generó un carambola, donde Mario Domínguez se llevó la peor parte y abandonó la competencia. Así fue el arranque, accidentado, con dos banderas preventivas y una roja en menos de 20 vueltas.

La contienda reanudó con el regiomontano en una lucha palmo a palmo con Toño Pérez por la primera posición, no obstante, otra bandera amarilla frenó las actividades tras un nuevo contacto de Tame Jr.

La trastabillada última fecha del campeonato cambió de líder en reiteradas ocasiones, siendo Antonio Pérez, Rogelio López y Homero Richards los que más tiempo tuvieron el liderato en su poder.

Y es que fueron un total de 11 banderas preventivas y una roja, las que ondearon en una de las tardes más accidentadas de la temporada de la Nascar México y que trajeron consigo un cierre frenético. Rogelio López y Homero Richards pelearon sin cuartel en el cierre de la competencia y fue el del auto número 20 el que salió victorioso.

Homero defendió hasta con las uñas esa ligera ventaja que tenía sobre el hidrocálido, las 120 vueltas pactadas se cumplieron pero una bandera preventiva alargó a siete giros más la competencia.

Bastaron dos vueltas para que el piloto de Axtel no soltó la punta y en las que el nuevo campeón Abraham Calderón aprovechó para pisar el acelerador a fondo y colarse al séptimo lugar para así afianzarse como el nuevo monarca del serial.

“Al final, ese fue el punto clave, increíble el trabajo que hizo el equipo para regresar al frente y meternos en la pelea, fue la carrera más difícil de mi vida y al final fue increíble”, sentenció Calderón.

El piloto de Telcel Racing no ganó ni una sola de las 15 fechas del campeonato. El regiomontano se benefició del formato del Desafío y escribió su nombre junto a los de Carlos Pardo (qepd) y Germán Quiroga para cosechar así el quinto título en la historia para Telcel Racing.

VAVEL Logo
CHAT