María Espinoza considera la posibilidad de iniciar un nuevo ciclo olímpico

De continuar otro ciclo, la taekwondoín podría igualar los logros del clavadista Joaquín Capilla Pérez.

fabioBarrera
Fabio Barrera
María Espinoza considera la posibilidad de iniciar un nuevo ciclo olímpico

Luego de concluir con una plata su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016, la taekwondoín mexicana María del Rosario Espinoza analiza la posibilidad de continuar o no con un nuevo ciclo olímpico para llegar a Tokio 2020, ya que de hacerlo, podría igualar lo logrado por el clavadista Joaquín Capilla Pérez, quien hasta el momento ha sido el deportista mexicano con más medallas olímpicas.

"Aún no lo sé si voy a continuar. No es algo que esté decidiendo. Voy a pensar si sigo o no. El cuerpo y la mente se cansan, si quiero y lo deseo lo haré. Si no, no", señaló Espinoza luego de obtener el segundo sitio del podio de los +67 kilogramos femenil.

Actualmente, María del Rosario califica como la mayor medallista femenina olímpica del país, gracias al oro obtenido en Beijing 2008, el bronce de Londres 2012 y por último la plata recién conseguida en Río de Janeiro, certamen en el que cayó ante la representante china Zheng Shuyin.

De esta manera y con 28 años de edad, la sinaloense tiene aún oportunidad de llegar a una edición olímpica más y así aspirar a colocarse en el mismo nivel que el clavadista fallecido en 2010, Joaquín Capilla, quien consiguió cuatro metales olímpicos: bronce en Londres 1948, plata en Helsinki 1952 y dos preseas en Melbourne 1956 (oro en clavados en plataforma y bronce en trampolín).

De esta manera, Espinoza se mostró satisfecha con su resultado en Río 2016 y aseguró que dio su mayor esfuerzo, lo cual le permitió disfrutar más la final a la que se enfrentó y sentirse contenta con el lugar obtenido.

"En esta final, como en 2008, fue más disfrutarla y pensar en el destino que me iba a brindar en ese momento. Si era oro o plata lo iba a tomar de la mejor manera. En 2012 fue diferente, porque no era tanto disfrutar la semifinal, sino tener una medalla de bronce o nada.

"Me sentí no tan satisfecha ayer, fue un combate muy pasivo porque la china tiene mucho talento y no me permitía combatir de otra forma. Pero creo que fue un privilegio para mí. Me voy con ese sueño de haber hecho tres ciclos olímpicos con tres medallas", expresó.

Por último, enfatizó el trabajo y esfuerzo que implica para los deportistas olímpicos la preparación para subir al podio, pues día con día deben entrenar duro y hacer sacrificios para poder aspirar a una presea en el certamen deportivo más importante a nivel internacional, y recordó que en su caso, desde pequeña aprendió a esforzarse y dar siempre lo mejor de sí.

"Son muchos sacrificios, sobre todo mi familia, porque no estoy cerca de ellos, muy poco, máximo dos veces al año.

"Pero con el trabajo, el esfuerzo, la dedicación del día a día es donde se construyen las medallas olímpicas. Es todo un trabajo de equipo y es así como se construye la medalla. Todos los días traté de ponerle un pedacito de la medalla. Es mucho el esfuerzo y la dedicación.

"Mi infancia fue un gran aprendizaje y es algo que estoy muy agradecida de haberlo hecho. Ahora lo reflejo como competidora. Cuando trabajaba en el campo de chiquita con mi abuelo, haciendo ese esfuerzo, era algo que yo disfrutaba y al final me sirve de dar lo mejor de mí en mis entrenamientos", concluyó.

Con información de Notimex. 

VAVEL Logo