Ricky Burns no quiere sorpresas en su primera defensa
Foto: (Matchroom Boxing)

El campeón mundial escocés Ricky Burns estrenará su nueva corona de los Superligeros ante un confiado Kiryl Relikh, quien llega a su primera oportunidad por campeonato mundial con el cartel de tener 90% de nocauts en su récord.

La pelea se efectuará en el SSE Hydro de Glasgow, Escocia este viernes 7 de octubre, en donde se espera un lleno para ver a su triple campeón mundial poner en disputa su título superligero de la Asociación Mundial de Boxeo.

El bielorruso Relikh confía en que a pesar de la experiencia de su rival, puede sacar el resultado con base a la juventud y poder en los puños que lo respalda.

"Me alegra estar aquí y deseo llegue el día de la pelea. Estoy dispuesto a luchar por el cinturón y creo tener la edad adecuada para ganarlo. Sé que soy un boxeador desconocido y que el público apoyará a Ricky, pero no importa, estoy listo para ganar el título". señaló el retador que dio el peso de 139.2 libras.

Por su parte ‘Rickster’ se enfoca en su primera defensa en las 140 libras, sabiendo que no puede cometer errores, ni subestimar a su rival, que tiene poca experiencia internacional.

"Sabemos que esta pelea es dura y nos hemos preparado para 12 asaltos. Sé que no puedo quedarme en las cuerdas, pues mi meta es defender mi cinturón" y agregó: "las personas han estado hablando sobre un posible combate ante Adrien Broner, pero yo estoy enfocado exclusivamente en Kiryl no puedo permitirme distracciones".

Kiryl Relikh mantiene un record de 21 victorias, 19 por KO, sin empates, ni derrotas. Es el actual Campeón Intercontinental Peso Superligero de la AMB, y retador mandatorio por título mundial.

Burns de 33 años de edad, acumula una marca de 40 triunfos, 14 por la vía del cloroformo, con 5 derrotas y 1 empate. Buscando seguir haciendo historia por ser el único boxeador escocés en ser campeón mundial en tres divisiones diferentes.

VAVEL Logo