Paola Pliego, triste luego de su ausencia en Río 2016

La esgrimista declaró lo difícil que fue para ella faltar a la justa olímpica por su caso de supuesto doping.

Paola Pliego, triste luego de su ausencia en Río 2016
(Foto: CONADE)

Luego de que la esgrimista tricolor Paola Pliego perdiera la oportunidad de participar en los recientes Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 por supuesto doping, debido al consumo de modafinil, sustancia que está prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés), la mexicana se lamentó de tal hecho, mismo que fue desmentido.

El desafortunado evento ocurrió después de que la primera prueba antidopaje diera un resultado positivo, ante lo cual la deportista azteca abogó porque se le realizara una segunda prueba para desmentir la acusación que le negó su lugar en la justa olímpica, lo cual se pudo comprobar más tarde cuando la Federación Internacional de Esgrima negó todo consumo de tal sustancia por parte de la acusada.

No obstante, para ese momento era muy tarde para Pliego, pues ya había sido excluida de la Selección Nacional del orbe debido a la decisión de la Federación Mexicana de Esgrima: "Mi sueño Olímpico murió en cuestión de horas sin tener el resultado de ambas pruebas. El 4 de agosto, mismo día de la prueba B, con una prisa inusual de la Federación de Esgrima, mi nombre fue borrado de los competidores de Río 2016, incluso sin esperar a la prueba B", expresó.

Además, Paola también se mostró inconforme por la guía que le brindara en su momento la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), pues al seguir el consejo de ésta, no destapó la prueba B días antes de que comenzaran las olimpiadas, lo cual le generó dudas inevitables

"Un día antes de la apertura de la muestra B, recibí una llamada (que por recomendación de mis abogados prefiero reservarme la identidad), en la que se me recomendó que no me presentara a la apertura de mi prueba B y que la retrasara lo más posible. Eso nos extrañó tanto a mí como a mis abogados", explicó.

Por último, la esgrimista señaló que ahora su objetivo es superar este mal trago y recuperar su buen paso en el deporte, para así concentrarse en la edición olímpica de Tokio 2020, pero consciente de que todavía está a la espera que los resultados negativos sean avalados en su totalidad por la WADA: "Yo sabía de antemano que nunca había tomado eso. No voy a permitir que esta nube, que quiero dejar atrás, eche a perder mi carrera como deportista", concluyó.