¿Quién viene ahora?

A Independiente le empieza a quedar chico el calendario.

¿Quién viene ahora?
Foto: Infierno Rojo

¿Cómo queda Independiente tras el partido contra Lanús? Bien, como ganador. Independiente jugó dos partidos muy buenos ante el último campeón del futbol argentino y pasó a la siguiente fase de la Copa Sudamericana sin mayores sobresaltos. El equipo de Milito llegaba claramente de punto en este cruce y terminó haciendo que Lanús parezca un equipo sin rumbo, sin sistema de juego, sin una clara conducción desde el banco, si ideas; debe ser por eso que al finalizar la serie se vio tan exaltados a jugadores y Cuerpo Técnico del Grana.

Pero además de salir victorioso de tan duro cruce, Independiente queda como un equipo sólido, solidario, que puede adaptarse a las distintas circunstancias de juego y a los distintos rivales, no tiene un solo plan. El equipo que se vio ayer ante Lanús no fue el mismo que se vio el sábado frente a Godoy Cruz. Sin embargo, el único cambio entre partido y partido fue el de Barco por Cebolla Rodríguez. Contra Godoy Cruz se tuvo más la pelota, los ataques eran con más gente, las posesiones eran más largas, hubo un mayor control del encuentro. En cambio, contra Lanús cambió, se paró un par de metros más atrás, el 4-3-3 mutó en un 4-4-2 con Barco y Vera como puntas y los ataques eran más rápidos y con muchos menos toques. Dos rivales diferentes, dos planteos diferentes y el mismo resultado. Eso es un buen síntoma.

Lo que se le viene ahora a Independiente es, en primera instancia, el partido con Quilmes por el torneo local (con un equipo alternativo aparentemente). Y más tarde deberá recibir a Chapecoense (quien se encuentra 11° en el Brasileirao con 34 puntos en 24 partidos) en el Libertadores de América el miércoles 21/9 y viajar a Brasil el 28/9 para cerrar la serie allá.