Victoria ajustada de la mano de Leonard
Kawhi salvador.| Foto NBA

 San Antonio Spurs venía de ganar en la primer fecha nada menos que ante Golden State Warriors, con una diferencia bastante abultada, consecuencia de la solidez defensiva y las alternativas ofensivas. Sacramento, por su parte, venía de vencer 113-94 a los Suns de visitante, e inauguraban su nuevo estadio frente al equipo de Popovich.

 El primer cuarto fue muy malo para los Spurs, que dependían demasiado de Leonard. Manu entró en juego y logró acortar la diferencia aportando 3 asistencias, pese a haber fallado dos lanzamientos de tres. El primer cuarto finalizó 29-27 para los locales.

 La primer bola del segundo cuarto fue otra gran asistencia de Ginobili para el doble de Lee, y para que el partido se ponga iguales en 29. Sacramento volvió a sacar distancia, Cousins parecía que los pasaba por arriba a los internos de San Antonio, y el marcador estaba 54-43. En ese momento clave fue cuando se enchufó Manu, y con un triple y una gran penetración cerró el cuarto perdiendo sólo 57-53.

 Sacramento volvía a irse y Leonard hacía que San Antonio vuelva a acercarse. A falta de un minuto llegó otro triple clave de Manu y San Antonio se fue al último período ganando 76-71.

 Con un Leonard encendidísimo los Spurs lograron sacar 10 puntos de diferencia (la máxima), pero los locales nuevamente ponían el partido en disputa: 83-83. Finalmente San Antonio logró establecer la diferencia que necesitaba, y el partido concluyó 102-94 con los Spurs manteniendo su invicto de dos partidos.

 Manu Ginóbili contabilizó 8 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias. Leonard fue la figura del encuentro con 30 puntos, 5 asistencias y 5 robos. Por el lado local, descomunal lo de DeMarcus Cousins. Nada más ni nada menos que 37 puntos y 16 rebotes para el pívot de los Kings.

 En la próxima jornada, San Antonio se medirá por primera vez de local en esta temporada frente a los Pelicans el sábado 29. Por su parte Sacramento recibirá ese mismo día a Minnesota Timberwolves.

VAVEL Logo