Necesitado triunfo de Boca
(Imagen: La Liga Contenidos)

El básquet de Boca Juniors está pasando, sin dudas, por el peor momento de su historia. Ya el año pasado, demostrando desinterés de la dirigencia y flojo nivel deportivo, el Xeneize se salvó de descender al TNA. Esto hizo que los jugadores y el plantel técnico, salvo Lucas Gargallo, tomen la decisión de dejar la institución. Pero en esta temporada, con Ronaldo Córdoba a la cabeza y un equipo renovado, el objetivo principal de Boca era mejorar la actuación anterior. Sin embargo, con caras nuevas, la crisis siguió en el conjunto de la Ribera.

La única forma de salir de una mala racha es ganando. Parece obvio y fácil, pero a Boca le cuesta mucho conseguir una victoria. En esta oportunidad, los dirigidos por Córdoba recibieron a Gimnasia de Comodoro, que está en la zona de arriba y todavía cuenta con chances de disputar el Súper 4.

En un inicio que contó con Fernando Funes como lo mejor del local (10 pts) pero que tuvo que tomar un descanso por una molestia, el Xeneize se quedó con el primer parcial por 25-19. Los conducidos por Gonzalo García apostaron a los lanzamientos desde el perímetro y Lotanna Nwogbo fue el jugador más destacado.

Los segundos diez minutos fueron más parejos e intensos. Por el lado de Boca, el juego colectivo y rápido de Gargallo y Nicolás Gianella fue clave para mantener la ventaja. También, Fotios Lampropoulos y Eduardo Vasirani se convirtieron en líderes de la zona pintada. En la visita bajó notoriamente el porcentaje de tres puntos (4/11) y el interno Matthew Shaw se cansó de convertir abajo del aro. Tal es así que el dueño de casa se fue al descanso con una diferencia de nueve unidades (44-35).

El crecimiento en la ofensiva de Gianella y Fotios sirvió para que el equipo boquense siga estando arriba en el resultado. Pero el Verde achicó distancia de la mano de Nicolás de los Santos, quien tomó las riendas del equipo y fue importante para que la distancia sea de cinco unidades. Luego, cuando Gimnasia se estaba acercando, un pasaje de ocho puntos del base Lucas Pérez volvió a poner las cosas en su lugar. Pero Shaw insistió en la pintura y el resultado marcaba 69-65.

Aunque el local lideró en las tablas durante todo el partido, los de Comodoro no se rindieron y lucharon hasta la mitad del último período. Sin embargo, grandes actuaciones individuales y un buen trabajo colectivo sirvieron para que Boca se quede con un triunfazo por 102-82. Sin dudas, el mejor partido para el Xeneize en lo que va de la temporada.

VAVEL Logo