¿Qué le deparará el futuro a San Antonio?
Popovich y el dilema de encajar a DeMar DeRozan para olvidar a Kawhi Leonard | Foto: ClutchPoints

¿Qué le deparará el futuro a San Antonio?

Con la partida de Manu Ginóbili, se terminó una era en la NBA. Los Spurs perdieron a los cuatro estandartes de su exitosa estructura, por lo que Gregg Popovich deberá comenzar con un nuevo ciclo con la franquicia texana.

Hernan1811
Hernan Moreyra

Encabezados por Gregg Popovich, los Spurs deberán afrontar una nueva temporada de la NBA con un plantel totalmente distinto al que supo conseguir su último anillo en 2014. Los únicos sobrevivientes para este nuevo desafío serán el base australiano Patty Mills y el escolta italiano Marco Belinelli, quien regresa a San Antonio tras jugar el último año en Philadelphia 76ers. El resto, serán una mezcla entre jugadores novatos y experimentados.

Cabe destacar que este proceso comenzó a diluirse en la temporada 2015/16 con la partida de Tim Duncan, quien en ese momento decidió retirarse tras 19 años junto a San Antonio. Luego, se vinieron todas las partidas de forma simultánea: primero Tony Parker, quien se fue a Charlotte Horners, luego el conflictivo traspaso de Kawhi Leonard a Toronto Raptors y por último, el retiro de Manu Ginóbili. Sin dudas, las dos últimas temporadas no fueron las mejores para los Spurs.

Este será un año de transición y salvo con la presencia de Popovich en el banco, la plantilla ya no tendrá a nadie que pueda transmitir la esencia de San Antonio desde las entrañas del plantel. Esta temporada van a estar liderados por dos jugadores no formados dentro de lo que fue la dinastía construida por Pop. Si bien no se sabe bien quien será el cabecilla, el sentido común indica que será LaMarcus Aldridge el líder principal, no solo por su juego sino por el carácter que ha demostrado tener en la pasada temporada. Luego, estará acompañado por DeMar DeRozan, flamante adquisición en el trade por Leonard con los Raptors.

Aldridge será quien tomará el liderazgo en cancha que dejó libre Manu | Foto: ClutchPoints

A falta de 35 días para el inicio de la temporada regular, por el momento, la plantilla de San Antonio está conformada de la siguiente manera:

BASES: ya en la pasada temporada, Dejounte Murray se ganó la titularidad con tan sólo 21 años, por lo que es una certeza que el novato seguirá con esa condición en el equipo. Luego, como suplente estará estará el experimentado Patty Mills seguido por Derrick White, quien seguramente cuente con más minutos esta temporada tras la salida de Tony Parker.

ESCOLTAS: la llegada de DeMar DeRozan significa un salto de calidad en el puesto, el cual quedó bastante debilitado tras la partida de Ginóbili, quien era el jefe de la orquesta cuando estaba en cancha. Bryn Forbes y el novato Lonnie Walker IV, serán quienes se disputarán la consideración para ingresar desde el banco.

ALEROS: parecía algo lejano, pero finalmente Rudy Gay renovó su contrato por un año más y continuará en el equipo. La pasada temporada fue suplente, pero con la salida de Leonard a Toronto, entre él y Marco Belinelli deberán luchar por un rol protagónico en un puesto vacante.

ALA-PIVOTS: LaMarcus Aldridge será el nuevo jugador franquicia, por lo que deberá asumir el desafío de liderar al equipo, más que nada en los momentos donde pocos quieren agarrar la pelota. El recambio en la posición se lo repartirán entre Davis Bertans y el recién llegado Dante Cunningham.

PIVOTS: a pesar de sus 38 años, Pau Gasol seguirá siendo el titular. Sin embargo, su rol fuera del parqué será clave, ya que tiene la tarea de ser el guía para la joven promesa Jakob Poeltl, novato que llegó junto con DeMar DeRozan desde Toronto Raptors.

Después de 21 temporadas consecutivas llegando a la postemporada, por primera vez en la era de Popovich, la clasificación de los Spurs a playoffs está en peligro. La presencia del entrenador más importante de la liga es una ventaja, pero ante tantos movimientos realizados en tan poco tiempo, hay que ver cuánto tiempo le llevara al equipo ensamblar bien todas sus piezas. Sin Ginóbili presente, hay que ver quien tendrá la personalidad para agarrar la pelota cuando las papas queman. Se vienen tiempos difíciles para la franquicia, hay que ver si son capaces de superarlos.

VAVEL Logo