Chori Domínguez, el hombre de la banda roja
Imagen: Jaime del Campo. VAVEL.com.

Después de un año más que meritorio en Primera División, el destino quiso que el equipo del barrio humilde de Vallecas tuviese que sufrir hasta el último minuto para mantener la categoría. La permanencia se había conseguido, pero jugadores claves en el esquema del Rayo como Movilla, Michu o Diego Costa, abandonaron la plantilla dejando un verano lleno de incertidumbre respecto a los fichajes que, estando el club en una difícil situación económica, podrían venir a vestir la zamarra franjirroja.

De todas las incorporaciones, una destacaba por encima del resto. El 'Chori' Domínguez, el mismo que había vestido el 10 de River apenas unas fechas antes, aterrizaba en Vallecas con dudas para algunos y con una ilusión tremenda para otros.

Pelotero trotamundos

Aunque por todos es sabido su gran amor a River Plate, el 'Chori' comienza su carrera futbolística en otro gran club argentino: Quilmes AC. Durante los dos años que estuvo allí (1999-2001), jugó 106 partidos y anotó 25 goles, realizó dos años magníficos y así llamó la atención de River Plate, y de la selección argentina sub-20, en la que se proclamó campeón de la Copa Mundial de Fútbol. En el club de los "Millonarios", jugó tres años (2001-2004), realizando unas campañas sensacionales, anotando 11 goles, y siendocampeón del Torneo Clausura tanto en el año 2002 como en el 2003.

El ´Chori` se había convertido en uno de los jugadores argentinos mejor valorados, y en 2004 viene a jugar a Europa por primera vez. Durante dos años defiende la camiseta del FC Rubín Kazán de la Liga Premier de Rusia, donde jugó 63 partidos logrando 20 goles. Y siendo nombrado en 2006 “Mejor jugador extranjero de la Liga Rusa” por la revista Sport Express. Lo que le hace llegar al FC Zenit San Petersburgo antes del comienzo de la temporada 2007 de la liga rusa por 7 millones de euros. En la antigua ciudad de Leningrado se proclamará campeón de la Liga Premier Rusa y de la Supercopa de Rusia; pero en marzo de 2009 el Rubin Kazan reclama de nuevo sus servicios y esa misma temporada repite trofeo, gana la Premier Rusa, en una temporada en la que anota 18 goles en 31 partidos. Y es galardonado como “Mejor jugador de la Liga Rusa” por la Unión del Fútbol de Rusia.

El punta argentino realiza una gran campaña y sus buenos partidos en la fase de grupos de Champions League contra el FC Barcelona, hacen que uno de los grandes de España se fije en él. En diciembre del 2009 ficha por el Valencia CF por tres años, aunque sólo jugó uno y sin duda se trata del peor periodo de su carrera. El primero de los años lo pasa en el equipo del Unai Emery, donde en el aspecto futbolístico no destaca, pero es protagonista en varios episodios malos en lo extradeportivo. El más destacable fue que desde finales de febrero de 2011 se vio separado del equipo por mantener un enfrentamiento con el cuerpo técnico.

Dadas sus circunstancias con el equipo valencianista, y el descenso del club de su corazón a la Serie B argentina. Alejandro Domínguez, se marcha cedido a River Plate y vuelve para ayudar al equipo a regresar a la Primera División. El 'Chori' con fútbol y entrega se gana a los aficionados del Monumental, realizando una buena temporada y consiguiendo el objetivo final de volver a lo más alto del fútbol argentino. La hinchada le devuelve el amor que él da a la camiseta, pero una polémica entre Matias Almeyda y Daniel Passarella, acaba con Domínguez, junto a Fernando Cavenaghi fuera del club.

La defensa de la franja en España

Tras el exitoso año en River vuelve al Valencia, pero el club no cuenta con él y le concede la carta de libertad. Para el 'Chori' Domínguez comienza una nueva etapa en España con una camiseta que no extrañará demasiado. El motor que mueve sus piernas no cambia, la banda roja que le atraviesa el corazón le da de nuevo la bienvenida pero ahora con el escudo del Rayo Vallecano.

La incertidumbre y la ilusión se mezclan en el fichaje del argentino, pero en apenas dos encuentros muestra a la parroquia vallecana lo que ha venido a hacer. El 'Chori' defiende con calidad y sacrificio la franja roja vallecana. Su posición, segunda punta, es la primera que comienza la presión al contrario y no desaprovecha los minutos para sorprender a todos con su manejo del balón.

El Rayo Vallecano ha realizado la mejor temporada de su historia, y Domínguez ha sido uno de los protagonistas del equipo. Junto con 'Piti', máximo goleador del Rayo y Leo Baptistao, una de las revelaciones de la temporada, han desplegado un fútbol vistoso, con buen gusto por el trato del balón y con la mentalidad atacante que les ha inculcado desde el primer partido el entrenador canario Paco Jémez.

Sus números hablan de la importancia que ha tomado dentro del campo esta temporada. Ha jugado más de 2.600 minutos, en los que ha anotado 5 goles, frente a Valladolid,Valencia, Sevilla, Espanyol y Getafe; y ha repartido 5 asistencias de gol. El argentino ha sido pieza clave en el juego combinativo del Rayo, ha realizado 1038 pases buenos, alcanzando el excelente porcentaje del 76, 1% de pases acertados.

Alejandro Domínguez se marcha sabiendo que ha hecho lo que se le reclamaba, ha respetado y honrado la camiseta como lo pide la grada. Deportivamente ha dado clases de un fútbol que hacía años que no se veía en el feudo vallecano y ha puesto su granito de arena para dejar al Rayo en el mejor puesto clasificatorio de su historia. Ha entrenado y peleado por su puesto hasta ganárselo, sabiendo plasmar la valentía y el coraje y que exige la camiseta franjirroja.

En el último partido de la temporada, tras finalizar el encuentro, el 'Chori' salió a despedirse de la bancada vallecana. Fueron palabras de más que un posible adiós a la franja roja que cubre el barrio de Vallecas, pero lo que es seguro es que ya son dos bandas las que ama el argentino. Vallecas le estará siempre agradecida.

Foto: As.com

VAVEL Logo