Nos tapó el agua
Los secadores, actores principales en la cancha de Boca (Fuente TN)

Estaban los jugadores, estaba la hinchada, también la pelota y todos los condimentos para que el clásico entre Boca y Racing arranque en La BomboneraRacing buscaba levantar cabeza y Boca seguir con la racha de invicto con el nuevo DT en su banco, pero a este plato fuerte de la fecha se le sumó un condimento, la lluvia, que fue la gran protagonista de todo el cotejo de principio a fin.

Boca llegaba con ganas de seguir de levantada y sabía que este partido era más que importante si quería prenderse a la lucha del torneo, el juego del club que actualmente conduce Rodolfo Arruabarrena es mejor a la de la primera parte de este torneo donde los jugadores no estaban de la mejor manera y en Boca faltaba fútbol a pesar de todas las incorporaciones, pero con nuevo técnico cambió la mano y hoy mejoró su nivel futbolístico y quería demostrarlo en el primer clásico que le toca en este torneo.

El juego arranco a pesar que la lluvia había dañado mucho el terreno y la pelota en varios sectores del campo de juego no rodaba, pero el local durante la primera etapa intentó dominar el juego, mientras que Racing, intentó con mas actitud que juego, buscar el arco rival, una pelota de sector izquierdo llego al área de Orión y con un cabezazo de Bou los de Cocca casi se pone en ventaja, en esos primeros minutos, la visita era más determinante. Boca intentaba armar juego desde los pies de Gago, pero la lluvia entorpecía toda chance del local ya que la pelota no rodaba y el xeneize estaba muy impreciso.

Mal juego, patadas y pases errados para ambos lados era lo que se veía, los jugadores no eran protagonista del cotejo, sino que la abundante lluvia que seguía cayendo era mas importante que los jugadores mismos, pero a pesar de esto Boca iba, intentaba y en un momento encontró la chance, a los 25 minutos, un error de la defensa de Racing causado por el agua, donde Calleri la peleó, ganó la pelota, pasó por los pies de Meli, luego quedó para Carrizo que la tocó para el mismo Calleri y con una gran definición venció a Saja y Boca se ponía al frente, en un partido sucio de todo los aspectos, el local ganaba sin merecerlo. Luego de esto el partido siguió siendo feo, ya la pelota no rodaba y la única cosa que tenía importancia era saber si se iba a seguir o no el partido en la segunda mitad.

Boca se fue al descanso con la ventaja del 1 a 0, la lluvia no cesaba y seguía cayendo pareja para seguir afectando el campo del Alberto Jacinto Armando, más conocido como La Bombonera, que en toda la mitad de cancha lo único que se veían eran charcos de agua. Beligoy y los jugadores salieron al segundo tiempo, el árbitro junto a ambos capitanes y les preguntó si querían seguir jugando ya que las condiciones eran peores que las de la primera etapa, Díaz y Saja dijeron que sí y el partido continuó, pero solo 12 minutos, porque a ese tiempo Beligoy se dio cuenta que los mismos jugadores estaban fastidiosos porque las cosas no salían y el juego no era claro ya que el agua entorpecía todo y entonces el referi decidió parar el partido más allá de lo que opinaran o de las ganas de los jugadores de seguir. Justificó que el fútbol no era claro y en esa condiciones no se podía seguir jugando, partido parado y asterisco para ver cuándo termina este partido. El fútbol de Boca no se vio hoy, solo se vio una incesante lluvia y todo tipos de imprecisiones, hacer un comentario de la forma de juego o planteo táctico de cómo jugó el equipo de Arrubarrena sería complicado, solo se puede decir que la lluvia lo ayudó en el momento del gol y luego lo afectó al igual que a su rival, todo planteo previo se quedó en el vestuario porque todo lo planeado, la cancha con agua se encargó de tirarlo a la basura.

Boca y Racing tendrán que continuar el partido, veremos cuando y de qué manera, ya que Boca tiene compromiso entre semana por la Copa Sudamericana. El juego del xeneize bajo la lluvia fue un poco mejor que el de su rival pero no tuvo ni calificación ni explicación de porque el local ganaba, todo se verá cuando estos poco mas de 30 minutos que quedan se jueguen de nuevo.

Por el momento Boca sigue en alza, su fútbol parece mejor y lo que se vio hoy es que más allá de la lluvia, Gago empieza a ser la pieza importante en la mitad de cancha junto a Meli y Erbes, parece ser que el equipo de la ribera tiene armada una columna vertebral que nunca pudo encontrar Bianchi y hoy con el Vasco en el banco parece estar más clara y armada de mejor manera, la idea de juego de hoy era manejar la pelota y no dársela al rival, pero como mencioné, el rival no fue el equipo que dirige Cocca sino la lluvia que bañó el verde césped de la mítica Bombonera. Puntos suspensivos para este partido que seguramente se jugará en algún hueco que tenga la AFA en su agenda.

VAVEL Logo