La Lepra perdió y complica su situación
Foto: Diario Uno Mza

Por el marco de la décimosexta fecha del Torneo Nacional B (zona B), se enfrentaron Independiente Rivadavia y Ramón Santamarina de Tandil. El Aurinegro pegó en los momentos justos y se trajo una victoria más que importante del estadio Bautista Gargantini.

El primer tiempo comenzó flojo, con poco de ambas partes, pasada la media hora sólo habían dos remates al arco, uno para cada lado. Los últimos 15 se llenaron de entusiasmo, a los 33 una linda jugada del visitante, donde llegaron al fondo con una buena combinación por izquierda, centro atrás de Vilchez que terminó con el remate de Strada, que sentenciaba el 1-0 a favor de Santamarina. A los 36´ llegó la respuesta con un remate de Pérez que se fue por arriba del travesaño. 2 minutos después remató Carlos Rearte y Olivero sacó al corner. De ese corner, cabezazo del chileno González Vega que nuevamente el uno tandilense rechazó al tiro de esquina. Sin embargo, a los 46´ un centro de Alba dejó solo a Martorell, quien definió de cabeza ante Josué Ayala, su remate se fue desviado.

En el entretiempo Daniel Garnero, DT del local, metió mano en el equipo, mandó de arranque a Leandro el Bebu Velázquez, quien al minuto del segundo tiempo tiró una pared con Ezequiel Pérez, tras la devolución del 10, el Bebu definió por sobre el cuerpo de Olivero, era el 1-1 parcial y el estadio "se venía abajo" por el aliento de los hinchas. A los 53 Rearte lo tuvo con un remate desde afuera del área que se fue desviado. Santamarina tuvo su segunda aproximación a los 60 minutos de juego, Strada remató y tapó bien el uno leproso, en el rebote y con el arco a su merced remató por arriba del travesaño.

A los 62 Pérez metió la pelota al área y Federico Guerra de cabeza casi pone la ventaja para el azul, tapó bien el uno aurinegro. A los 66 minutos, en su tercer situasión neta de gol, Mariano González (la figura del encuentro) remató entrando al área, Ayala se confió y la pelota entró pegada al palo derecho, 2-1 en el marcador, y la impaciencia de la parcialidad local se hacía notar. Garnero no le encontraba la vuelta al equipo y mandó a la cancha a Gautier y Lorenzo, nada pudo cambiar en el marcador.

Cuando faltaban 10 minutos para el final del partido, dos "hinchas" se metieron al campo de juego, a increpar al guardameta leproso, esto derivó en una serie de desmanes que necesitó la intervención del efectivo policial. 20 minutos después se reanudó el juego. Cuando el partido estaba igualado el juez le anuló un gol a los mendocinos por una supuesta falta al arquero, que nunca existió.

Independiente no pudo torcer el encuentro y ve como lentamente se alejan los puestos de ascenso. Santamarina logró su segunda victoria consecutiva en el certamen y se anima a soñar con poder pelear uno de los ascensos que otorga este torneo.

Los goles:

VAVEL Logo