Conociendo a Gonzalo "Pity" Martínez
"Pity" Martínez tras la revisión médica, con la camiseta al hombro(Imagen: Perfil).

Inimaginable, dirán algunos, que River haya resurgido con la potencia y la belleza de un ave Fénix reflejada en su fútbol tras lo que fueron años de penurias institucionales y deportivas; y es que el conjunto Millonario hizo los deberes y se ordenó desde el escritorio, para poder ordenarse en la cancha; y esto no aplica sólo a la Primera, sino a todas las categorías del club que no paran de demostrar la calidad del ADN Riverplatense.

Lo más destacable de River es que la mayoría de sus refuerzos en la era Gallardo son pibes de las inferiores; pibes que mamaron de la cantera del club lo más vistoso del fútbol, porque River es fútbol lírico. Y sobre los refuerzos que llegaron de afuera, el cuerpo técnico puede estar orgulloso de que cumplió con el paladar del hincha.

El nombre en cuestión es el de Gonzalo Martínez, mendocino, nacido un 13 de junio del año 1993 en la ciudad de Guaymallén. Llega a Buenos Aires para hacer las inferiores en el Club Atlético Huracán, donde debuta en Primera el 10 de septiembre de 2011 por el torneo de la B Nacional ante Almirante Brown, donde el Globo cayó por 2 a 1 en condición de local. Además participaría de la Selección Juvenil Argentina.


Caño del Pity Martínez en la Selección Juvenil

Un chico con condiciones, talento y fútbol vistoso. Con las características de un enganche, ya que es liviano y mide 1,70mts, el Pity logró meterse de a poco en la consideración de sus entrenadores y fue con Frank Kudelka cuando lograría más continuidad, hasta lograr la titularidad ganándose el cariño del público de Parque Patricios.

Con la continuidad y la confianza que le dio Kudelka en un Huracán que venía de atravesar momentos difíciles en lo institucional y lo deportivo, Martínez logró anotar su primer gol en la máxima categoría ante Instituto de Córdoba, en lo que fue victoria para los cordobeses por 3 a 1 en el primer semestre de la temporada 2013-2014 de la B Nacional.


Martínez recupera, la controla y le pega desde muy lejos

Quizá como uno de sus goles más importantes queda el que le convirtió, nuevamente, a Almirante Brown en la última fecha de la temporada 2013-2014. Con ese tanto, Huracán igualó en el 3er puesto a Independiente y llegó a una instancia de desempate con el equipo de Avellaneda, donde finalmente ascendería el Rojo.

Pero la historia cambiaría durante el siguiente semestre para el Pity, porque Huracán haría historia: consagración por Copa Argentina tras 41 años sin títulos, y ascenso a la máxima categoría con una goleada por 4 a 1 frente a Atlético Tucumán, nuevamente en una instancia de desempate.

Gonzalo Pity Martínez llega a River con estos números: jugó 100 partidos con Huracán desde su debut en Primera hasta hoy, donde convirtió 10 goles, y logró un título y un ascenso.

El jugador, con una pegada impresionante, también se puede desempeñar sobre la franja izquierda del mediocampo o en posición ofensiva como delantero retrasado, por lo que podría jugar junto con Pisculichi.

En palabras de hinchas del Millonario "Es un jugador de buen pie, trata de jugar un fútbol distinto". La ilusión está puesta sobre el joven de 21 que llega para reforzar a los de Núñez.

VAVEL Logo