El perfil de Gustavo Alfaro: pragmatismo y eficacia
Gustavo Alfaro (vía: @micolestevez)

Cuando se supó que llegaría a Victoria un DT con las cualidades de él, y los titulos obtenidos a lo largo de su carrera, todos los hinchas se vieron ilusionados por el futuro de Tigre, que se veía venir cada vez peor con los partidos que Alegre se encontraba al mando. Lo cierto es que llegó a suplir una ausencia, tuvo que hacerse cargo de un plantel que no había armado él y que hasta ese entonces desconocía. Su labor fue buena, llegó a los puntos que tanto la gente, comisión directiva y plantel deseaban

Si bien llegó y se encontró con jugadores que no era los que hubiera pedido o tenido en algún plantel suyo, Gustavo no actuó como lo hubiera hecho cualquiera, el DT adaptó su plantel al esquema que quería, no a la inversa que hubiera sido lo más lógico. Por este motivo, muchos jugadores jugaron en posiciones que no fueron las suyas, porque había que respetar el esquema 4-4-2 que traía el nuevo cuerpo técnico; otros tantos jugadores no rindieron ya que no era sus posiciones habituales, razón por la cual perdían la titularidad, terminando en el banco de suplentes y perdiendo confianza. Hasta la última fecha no encontró nunca el plantel deseado, su once era un once inestable que cambiaba partido tras partido, hecho que el DT justifica diciendo: "armo mi equipo según el rival" (haciendo hincapié en Martín Galmarini que hasta el momento había jugado como triple cinco, doble cinco, cuatro, ocho y finalizó el campeonato jugando de tres). 

Desde el primer día que llegó a Victoria, Alfaro manifestó sus ganas de meterlo a Tigre en un torneo internacional nuevamente, también darle una estrella al club; a pesar de que durante su estadía, el equipo no consiguió continuar en la Copa Argentina y tampoco logró conseguir la clasificación a la Copa Sudamericana por sus propios medios (finalmente clasificó gracias a los resultados de otros partidos); actualmente, ya incorporó todos los jugadores que a su entender necesitaba para armar un plantel competitivo a fin de conseguir una estrella y de poder disputar simultáneamente los partidos por copa como los del torneo. 

Para este nuevo año, el DT incorporó siete jugadores, dejando ir a otros muy importantes, como el caso de Gabriel Peñalba. Si bien aseguró mantenerse atento al libro de pases debido a que es un torneo largo y siempre es bueno incorporar, el plantel ya está completo para lo que planea disputar en este 2015.

Respecto al esquema, sigue siendo el mismo, esta vez, debido a las incorporaciones decidió dejar a dos de los tres referentes del plantel afuera, tal es el caso de Juan Carlos Blengio y de Martin Galmarini (es considerado lateral derecho y peleará el puesto con Erik Godoy).  

El objetivo del DT, dado su palmarés en Arsenal de Sarandí, quiere hacer al Matador protagonista activo para pelear campeonatos y, comoél mismo sostiene, tiene como obsesión bordear una estrella al escudo de Tigre.

VAVEL Logo