Se escapó el primero
El partido fue más disputado jugado, como todo Superclásico. (Fuente: Infobae)

Hoy empezó el primer partido de los tres que jugarán River y Boca, hoy fue el primer choque de estrellas que dio comienzo a lo que será una guerra, futbolísticamente hablando, en la que Boca ganó la primera batalla, pero que todavía no quedó sellado quien será el real ganador de esta trilogía de Superclásicos.

El escenario recibía al equipo de Marcelo Gallardo con esa hostilidad que se ve en cada Superclásico en los que River visita La Bombonera. El partido comenzó con Boca con mayor claridad para manejar la pelota, y se notó un River disperso al que le costó acomodarse al campo y al juego que Gallardo quería.

Fue un primer tiempo en el que Boca tuvo varias chances de marcar el gol. A los 9' por medio de Daniel Osvaldo en una exquisita media vuelta que pegó en el poste derecho de Barovero, y luego Chávez que no supo definir, una jugada que se inició por el lado de Vangioni, cuando promediaba la mitad de la primera etapa.

La más clara del equipo de Gallardo fue a los 33' en un contraataque iniciado por Driussi, que abrió la pelota por izquierda para Teo que vio perfecto la llegada de Carlos Sánchez por derecha, y lo habilitó para que el uruguayo con tres dedos pusiera la pelota en el travesaño.

De ahi en más River controló el partido y se acomodó en tres cuartos de cancha en adelante como a Gallardo le gusta. El segundo tiempo comenzó como terminó la primera etapa, con River causando más peligro que Boca.

A los 53', Orión le tapó a Mora un gran pelotazo de media distancia que el uruguayo calzó de volea, y el 1 de Boca sacó espectacularmente, en lo que fue la más clara de River en el segundo tiempo.

El partido pareció controlado por River, pero los cambios que realizó Rodolfo Arruabarrena le dieron vida a Boca y le cambiaron la cara al partido. El ingreso de Gago le dio más juego y tenencia de pelota en la mitad de la cancha, algo que fue clave.

Los goles del equipo rival llegaron por jugadores que ingresaron desde el banco de suplentes, Pavón hizo el primero a los 84' y Pablo Pérez liquidó el partido tres minutos después.

Esta vez los cambios favorecieron a Boca, ya que los ingresos de Cavenaghi, Martínez y Mayada no pudieron darle esa frescura en ataque que Gallardo intentó buscar. Fueron unos minutos finales fatales en los que River perdió el partido.

Un partido en el que se perdió el invicto del torneo y sobre todo la chance de seguir punteros en el torneo local. Ahora quedará la revancha de los partidos por Copa Libertadores. Partidos que para la mayoría de los hinchas de River tendrán mucho más valor que este.

Dos finales que quedarán en la memoria de todos por el resto de la historia. La primera empezará el próximo jueves en el Monumental, que se vestirá de fiesta para recibir a este equipo que hoy no se pudo vencer.

El choque de estrellas estalló, y esa luz que empezó a brillar hoy quedará en la retina de todos por lo menos hasta el próximo jueves 14 de mayo cuando se sellará el pase a cuartos de final de la Copa Libertadores. El fútbol siempre da revanchas, y el equipo de Gallardo la tendrá rápido, este jueves por la Copa que todo el mundo River quiere y desea. A no caerse, que la historia todavia no terminó.

VAVEL Logo