"Tevez" en la próxima
El "Chino" festeja su golazo.(Foto:ole)

En el sur de Buenos Aires, Belgrano jugó dos partidos. El primero fue durante la primera etapa, donde se vio a un Belgrano con intenciones de ir al golpe por golpe que propone Banfield, pero el que golpeó primero y fuerte fue el Taladro que desde temprano logró ponerse en ventaja con un gol de penal. Desde ese momento fue todo de Banfield, que encontró el punto débil del celeste que fue su sector izquierdo, lugar desde donde partió el centro para terminar en el penal de Saravia.

El problema era que el taladro es un equipo que lateraliza mucho su juego, por lo que los volantes de Belgrano tenían que retroceder cosa que no hacían y eso complicaba tanto a Saravia como a Pier Barrios, más que nada a este último que Cuero lo volvió loco durante la primera etapa. El pirata no encontraba la pelota, Prediger y Farré quedaban muy solos en el medio, Óbolo bajaba demasiado a buscar la pelota y el "Chino" Zelarrayán no tenía mucha participación. Belgrano estaba perdido en el partido, la pasaba tan mal que podría haberse ido con un gol más en contra tranquilamente.

Zielinski se dio cuenta que algo estaba fallando y para la segunda etapa movió un poco el banco, adentro Márquez y Parodi por Rigoni y Velázquez ambos  de muy flojo primer tiempo. El técnico planteó otro partido y cambió el esquema para este segundo tiempo armando un 4-3-1-2.

Prediger se quedó como único cinco de marca, Farré se tiró un poco más al sector derecho y Parodi ayudó en la marca sobre la izquierda, Belgrano se adelantó en la cancha  provocando que Banfield retrocediera.

Con el ingreso de Márquez el “Chino” se soltó un poco más,  se junto con los volantes y comenzó a ser un problema para el Taladro. Belgrano empujaba, jugaba mejor y merecía el empate, que llegó con un golazo de Zelarrayán. El gol  fue un balde de agua fría para Banfield que no reaccionaba, Belgrano no lo desaprovechó, de una gran jugada colectiva armada por el “Cuqui”  Márquez (que ya tiene que ser titular) y el “Chino"  Zelarrayán para que Vittor le haga penal a Parodi, que Lema luego transformó en el 2-1 para el Pirata. Banfield intentó recuperarse pero Belgrano estaba bien y Olave respondió cuando se lo exigió.

Belgrano lo ganó porque Zielinski se dio cuenta que necesitaba jugar un poco más, porque Márquez cada vez que ingresa le da otra cara al celeste haciendo que Zelarrayán  juegue mejor   y porque este equipo  saca el pecho en las difíciles, es el quinto partido que da vuelta en este torneo. Belgrano ahora se prendió de nuevo en la pelea del campeonato y espera con todo al  Boca de Tevez.

VAVEL Logo