Gallardo dio los once para la final

Faltan solo dos días para que el mundo conozca al nuevo campeón de América. Este miércoles a las 22, comenzará el partido más importante de River en este siglo, donde se disputará la revancha ante Tigres, con el Monumental como testigo.

Precisamente, en el estadio Antonio Vespucio Liberti, el plantel entrenó de cara a la finalísima, y luego de la práctica tomó al palabra Marcelo Gallardo, que a diferencia de lo que venía ensayando, metió un cambio de último momento: “El equipo formará con Barovero, Mayada, Maidana, Funes Mori, Vangioni, Sánchez, Ponzio, Kranevitter, Bertolo, Alario y Cavenaghi". El Torito será de la partida, y no el Pity como se pensaba.

Asimismo, el Muñeco destacó que sus dirigidos son conscientes de lo que está en juego: "Estos jugadores van a dejar todo en la cancha. No hay dudas, estamos listos para jugar. Las dudas se generan afuera, no nosotros. No hay mucho misterio, pero siempre hay confianza”.

"Estos jugadores van a dejar todo en la cancha"

Por otro lado, se refirió a la titularidad de Cave, que jugará de arranque por primera vez en este certamen, nada menos que en la gran final: “Cavenaghi está bien, con muchas ganas. Se le presenta la oportunidad de jugar en el partido más importante. Nos va a aportar experiencia y cuota de gol, ese olfato que tiene dentro del área y definir todo lo que le quede”. El delanero lleva once goles este año, pero todos por el torneo local.

Consultado por cómo cree que se dará el encuentro, el DT sostuvo que este equipo sabe cómo encarar este tipo de situaciones y salir airoso: “El partido se puede presentar de muchas maneras, pero nuestra necesidad de proponer no va a cambiar. No es la primera vez que vamos a jugar una final. Las sensaciones son buenas por poder disfrutar de una final de Copa Libertadores. Es un partido que va a ser memorable. Estamos ante una posibilidad de mucho valor, de mucho prestigio”.

"Es un partido que va a ser memorable"

No se olvidó de la gran tarea defensiva en la ida, por lo que dijo: "“El protagonismo lo vamos a asumir nosotros. No hemos sufrido en Monterrey, más allá de alguna situación aislada en 90 minutos. Se debe al gran trabajo de River en defensa”.

A pesar de la gran expectativa, el entrenador aseveró que la derrota es una posibilidad, por que no debe ser tomada como estrepitosa, dada la calidad del adversario: "Perder no sería una tragedia. Entiendo que los mexicanos sean invitados, pero Tigres se esforzó para ganar esta Copa. Respeto a Tigres, a su entrenador y la calidad de sus jugadores. Tomaremos los recaudos necesarios. Es un buen equipo. Tal vez no quieran asumir el protagonismo que tuvieron en su cancha, en donde no hubo ventajas".

Para cerrar, el Muñe recordó la Copa que ganó en 1996 y que tiene la chance de volver a alzar pero como DT, pero no se conforma: "Me quedan los recuerdos de esa final, pero hoy es totalmente distinto, desde otro lugar, con otra cabeza. Sin embargo, es el mismo sentimiento que genera estar en el club en el cual uno tuvo la posibilidad de vivir todo.  Estoy satisfecho con lo que estamos haciendo, pero lejos de conformarme por los objetivos que tenemos por delante".

VAVEL Logo