Gallardo: "Estoy donde quiero"

No pudo estar ni en el vestuario ni en el banco, nadie lo pudo encontrar a lo largo del partido, pero ni bien se escuchó el pitazo final del árbitro una voz del banco dijo "ahí viene". Y apareció. El responsable de esta gran hazaña millonaria. Marcelo Gallardo, el director técnico de River, el armador, el que mueve los hilos de este equipo que en un año ha logrado cosas impensables.

Festejos, abrazos, cantos y lágrimas, todo envuelve al Muñeco, que logró salir de la euforia y entre sonrisas y lágrimas dijo: "Es una alegría tremenda. Si uno tenía que desafiar todo esto que estamos disfrutando hoy en día, era un poco difícil. Sin embargo se dio a base de laburo, esfuerzo y mucho sacrificio de los muchachos, todos en general. Jugadores que hoy tienen la posibilidad de estar acá y festejar, jugadores que se fueron y son parte de todo esto. No nos olvidamos de ellos”.

La realidad es que los soldados de la "Gallardeta" siempre respondieron bien cuando se los puso a prueba, su director no se olvidó de esto y aseguró: "Es un grupo de profesionales que se entrena con mucha dedicación, que no se conforma y va por más, que siempre ha sido competitivo más allá de haber pasado sobresaltos".

Finalizando su charla con la TV Pública, concluyó: "No fue fácil todo el recorrido. La idea era esa, lograr este título tan deseado para los hinchas de River y ahora empezaremos a pensar en lo que viene".

Pero luego de los festejos, de la euforia y la emoción, el Muñeco habló con Fox Sports y si bien reconoció que no fue el partido más vistoso de su equipo, destacó la actitud y garra para enfrentar el desafío:  "Se ganó con autoridad y merecidamente, después de tantas cosas que pasaron, nos rearmamos continuamente. Las finales se juegan para ganar. A veces hay nervios y ansiedad, era una copa que venía muy cargada por la gran cantidad de años que no se ganaba y había mucha ilusión. Había que jugarla como se jugó".

Además, añadió: "Fue un año muy intenso, con muchísimas competencias, no nos podíamos detener, tratábamos de ser competitivos. Y eso nos hizo cada vez más fuertes como equipo y nos fuimos reconstruyendo partido a partido y torneo a torneo. Esto es algo histórico, va a ser muy fuerte cuando nos demos cuenta".

También, Gallardo se acordó de la dirigencia y aseguró que no podría haberlo hecho sin ella: "Valoro mucho el apoyo incondicional, más allá de ser la cabeza, este grupo tiene valores impresionantes. La capacidad de esta dirigencia con mucha gestión. Rescasto al Enzo (Francescoli) que siempre acompañó en silencio y con apoyo, lo cual es muy valioso".

Como no podía ser de otra manera, cerró expresando toda su emoción y alegría por el momento que está viviendo: "Esto es lo más hermoso que me puede pasar, estoy donde quiero y lo disfruto de esta manera. Es lo más loable que uno puede tener, trabajar y disfrutarlo".

VAVEL Logo