Alario: "Me parece una locura estar acá y que en tan poco tiempo pasara todo esto"

El delantero de River, Lucas Alario, contó que cuando convirtió el primer gol en la final de la Copa, ya estaba lesionado. Todavía no es consciente de todo lo que consiguió con el club en tan poco tiempo, y también lamenta no haber viajado a Japón para disputar la Suruga Bank.  

El partido de vuelta contra Tigres estaba muy trabado, la defensa de River era muy firme, pero los delanteros no habían tenido ocasiones claras. Estaba por terminar el primer tiempo, cuando apareció el gran cabezazo de Alario, que hizo estallar el Monumental en grito de gol. El delantero, ya era reconocido por los hinchas luego de marcar el 1-1 ante Guaraní.  

El santafesino, en palabras con Olé, contó que al momento de convertir ante Tigres, ya estaba lesionado: "Estaba esguinzado desde hacía un rato, se me había doblado el tobillo, el tema es que como todavía estaba en caliente, no lo sentía tanto y por eso pude seguir. Después en el entretiempo me enfrié, se me hinchó y para después se me hacía imposible seguir en la cancha"

Asegura que todavía no puede creer todo lo que vivió con la Banda, en tan poco tiempo: "Todavía no tengo idea de lo que hice. Me parece una locura estar acá y que en tan poco tiempo pasara todo esto. Eso se lo debo al cuerpo técnico que me dio mucha confianza y a todos mis compañeros, que de entrada me hicieron sentir parte". Siempre valora la confianza que le brinda el grupo y el cuerpo técnico, en especial el entrenador: "Marcelo me dio toda la confianza como para que yo jugara tranquilo. Gracias a él, por empezar, hoy estoy acá. Así que siempre le voy a estar agradecido, si no era por él no hubiera vivido nada de todo esto"

"Marcelo me dio toda la confianza"

Debido a la lesión que sufrió en la final de la Libertadores, Alario siente mucho no haber viajado con el grupo a disputar la Suruga Bank, que se jugará el próximo martes. A su vez, sueña con jugar el Mundial de Clubes, pero es consciente de que hay que ir paso a paso: "Sería hermoso jugar un Mundial de Clubes, donde está el Barcelona. Puede ser una oportunidad única, que no sabés si alguna vez se va a repetir en tu carrera, pero vamos de a poco. Ahora la verdad es que me moría de ganas de viajar a Japón con el grupo, encima yo con el fútbol no viajé casi a ningún lado, era una linda experiencia", finalizó.

Solo lleva jugados cuatro partidos en River. Sin embargo, el ex Colón entró en la historia grande del Millonario, a sus 22 años, y va por más gloria.

VAVEL Logo