Tigre, un felino sin garras fuera de su hábitat
La Bombonera lucirá repleta y será territorio hostil para Tigre. Foto: Infobae

Un nuevo partido en el horizonte. Pero no será uno cualquiera. Frente a Tigre y en la mismísima Bombonera, Boca puede gritar campeón este domingo. Solo necesita de una victoria para obtener el título. Sin embargo, enfrente habrá un equipo que intentará arruinarle la fiesta. Aunque su historia como visitante no tenga la mejor estadística en este torneo de 30 equipos.

El Matador de Victoria es un equipo serio que se muestra sólido como local, con variantes y buen trato de la pelota, aunque fuera de su territorio se vea la cuenta pendiente de este conjunto. Gran parte de la buena campaña que viene realizando en este torneo se la debe a los partidos disputados en el estadio José Dellagiovanna. Aunque también sea cierto que allí sufrió un duro traspié en el partido de ida en la segunda ronda de la Copa Sudamericana (2-5 ante Huracán), un resultado que después no pudo remontar en la revancha.

La campaña del equipo de Gustavo Alfaro como local muestra un elevado porcentaje de efectividad, que roza el 74 por ciento. En esa condición, Tigre sumó  31 de los 42 puntos en juego, producto de 9 victorias, 4 empates y tan solo una derrota sobre 14 partidos disputados en su estadio. Mientras que fuera de casa, el Matador no le hace tanto honor a su apodo y su porcentaje de eficacia baja al escaso 33 por ciento. Como visitante, el equipo de Victoria cosechó  tan solo 14 puntos sobre 42, divididos en 3 encuentros ganados, 5 pardas y 6 traspiés en lo que va del torneo.

Gustavo Alfaro encaró este torneo con la promesa de lucharlo hasta el final e intentar conseguir el Campeonato. Hoy, su equipo se encuentra 9º (en zona de Liguilla Pre-Sudamericana) y a tres puntos de la Liguilla Pre-Libertadores, el otro objetivo que hasta el momento se le está escapando de las manos. El último club que ocupa esa es Belgrano (6º), que le lleva cinco unidades de ventaja al Matador de Victoria. Si la gente se está impacientando con el entrenador es por la falta de respuesta en cuanto a los objetivos.

La campaña de Tigre en este torneo de 30 equipos es buena, pero lejos está de ser la esperada. El gran déficit de los dirigidos por Alfaro está fuera de casa, donde la sumatoria de puntos es escasa. Este domingo, un gran desafío le espera al Matador, que jugará en la condición que menos le gusta ante un Boca que se quiere consagrar campeón. ¿Podrá el Tigre pegar el zarpazo?

VAVEL Logo