Acostumbrado a jugar finales
Foto: Identidad Monumental

Acostumbrado a jugar finales

River y Rosario Central jugarán este jueves la final de la Copa Argentina. Será la octava final que dirigirá Marcelo Gallardo desde el banco de suplentes en solo dos años.

joni-mastbaum
Jonathan Mastbaum

River y Rosario Central jugarán este jueves a partir de las 21.10 la final de la Copa Argentina en el Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, en busca de conseguir un pasaje a la próxima Copa Libertadores. Marcelo Gallardo, director técnico del Millonario desde junio de 2014, ya es un técnico experimentado en esta instancia: desde que está en el banco de suplentes del club de Núñez, el Muñeco dirigió siete finales y va por la octava. De las siete que disputó, triunfó en cinco ocasiones y perdió las otras dos. 

Copa Sudamericana 2014: el primer triunfo

River venía de vencer a Boca en una semifinal histórica y debía enfrentar a Atlético Nacional de Colombia. En la ida comenzó perdiendo pero logró empatar con un gran zapatazo de Leonardo Pisculichi desde afuera del área que sentenció el 1-1 final. La vuelta se jugó en un Estadio Monumental lleno y fue una fiesta para el Millonario: con goles de cabeza de Gabriel Mercado y Germán Pezzella venció a los colombianos y consiguió el primer título internacional de la mano de Gallardo.

Recopa Sudamericana 2015: confirmando el buen momento

Luego de conseguir la Sudamericana de 2014, los dirigidos por Gallardo tenían que jugar la Recopa ante San Lorenzo, que había ganado la Libertadores del 2014. El partido de ida en el Monumental terminó 1-0 a favor de River, con gol de Carlos Sánchez. En la vuelta fue otra vez el uruguayo quien marcó el único gol del encuentro y el Millonario, con un Marcelo Barovero brillante, levantaba la segunda copa en poco tiempo.

Supercopa Argentina 2014: la primera caída

Tras haber ganado la Copa Campeonato ante San Lorenzo en 2014, el club de Núñez debía disputar la Supercopa Argentina ante Huracán, campeón de la Copa Argentina 2014. En ese partido, jugado en San Juan, se vio un River pálido y sin demasiadas ideas. Huracán aprovechó y a través de Puch convirtió el único gol del partido, con el que el Globo arruinaba una final de Gallardo por primera vez.

Copa Libertadores 2015: reconquista de América

Tras una serie de grupos en la que River avanzó de milagro, una serie de octavos de final accidentada frente a Boca y duros encuentros ante Cruzeiro y Guaraní, el equipo de Gallardo llegaba nuevamente a una final: esta vez, ante Tigres de México. Pero no era una final más, era la Copa Libertadores, un título que el Millonario había obtenido 19 años atrás. La ida en Monterrey fue muy pareja y los equipos no se pudieron sacar diferencias. La vuelta, con un Monumental colmado, fue una noche soñada para River: goleó 3 a 0 con goles de Lucas Alario, Carlos Sánchez y Ramiro Funes Mori. Una noche de lluvia que jamás olvidarán los hinchas.

Suruga Bank: primera visita a Japón

Casi sin digerir la obtención de la Copa Libertadores, el plantel tenía un viaje a Japón para jugar ante Gamba Osaka. Un duelo entre el campeón de la Sudamericana y el ganador de la Copa de la Liga Japonesa. River aprovechó el envión anímico y ganó cómodamente por 3-0, con goles de Sánchez, Mercado y Gonzalo Martínez. De esta manera, Gallardo sumaba su cuarto título internacional.

Mundial de Clubes 2015: el partido del siglo

River llegaba a la soñada final ante el Barcelona de Messi, Suárez y Neymar. En Japón, con un estadio que parecía el Monumental por la gran suma de hinchas que viajaron para ver al equipo multicampeón, el conjunto catalán se quedó con el trofeo luego de vencer por 3-0 al elenco de Gallardo. Messi abrió el marcador y Suárez, con un doblete, sentenció el resultado.

Recopa Sudamericana 2016

Con la salida de muchos jugadores del equipo multicampeón, el Muñeco tenía el desafío de conquistar su quinto título con el club en sólo dos años ante Independiente Santa Fe. La ida se jugó en Colombia y terminó 0-0. En la vuelta, el Millonario hizo valer su localía y triunfó por 2-1 con goles de Sebastián Driussi y Lucas Alario. 

 

VAVEL Logo