La mesa lista en Kiev para Real Madrid y Liverpool

La edición 26º de la final de la Champions League con el nuevo formato se disputará en Kiev el sábado 26 de mayo.

Estamos a días de que se defina al nuevo rey del fútbol europeo y los detalles se ultiman en la capital ucraniana. El defensor del título y máximo galardonado de la competencia, Real Madrid frente al equipo inglés que más títulos de Champions posee, el Liverpool, será el plato principal de esta organización. Pero como en toda buena cena no hay que dejar de lado la entrada y el postre, a continuación detallamos los eventos que tendrán lugar en Kiev, además de la ansiada final.

  • El Festival de la UEFA Champions League, se dará desde el martes 24 al domingo 27 de mayo en el centro de la ciudad de Kiev. La entrada al festival será gratuita y será el lugar de entretenimiento en los días en los que se jugará la final. En el evento se incluye el Ultimate Champions de la UEFA en el que participarán grandes ex estrellas de la UEFA Champions League. Además, habrá torneos en mini-campos, firmas de autógrafos, bandas de música, DJ'S y la oportunidad de hacerse una foto con el trofeo.
     

La estrella inglesa Dua Lipa actuará en el NSC Olimpiyskiy Stadium antes del inicio. Con éxitos como 'IDGAF' y 'New Rules', la londinense fue la cantante más joven en alcanzar los mil millones de visualizaciones en YouTube. "Es una oportunidad única en la vida", comentó la artista de 22 años. Alicia Keys, Andrea Bocelli y The Black Eyed Peas han sido los últimos en actuar en las pasadas finales.
La final de la UEFA Women's Champions League entre el Wolfsburgo y el Lyon tendrá lugar en Kiev, en el Valeriy Lobanovskiy Dynamo Stadium, el 24 de mayo.

Estadio

NSC Olimpiyskiy Stadium

Originalmente construido para albergar los segundos Spartakiad (o juegos) ucranianos, el campo fue inaugurado el 12 de agosto de 1923.
Fue reformado en varias ocasiones desde entonces, la más grande de ellas para los Juegos de 1980. El estadio actual fue reconstruido a tiempo para la UEFA EURO 2012, cuando se disputaron cinco partidos, incluyendo la final.

Casa de la selección de Ucrania, también alberga los partidos UEFA del Dínamo y los partidos domésticos más importantes como la final de la Copa de Ucrania. La sigla NSC significa 'National Sports Complex' y está ubicado en el centro de Kiev, en la orilla derecha del Dnipro, además cuenta con una capacidad de poco más de 70.000 espectadores.

Hinchas

El equipo de Zidane disputará su 4º final en 5 años. A diferencia de las anteriores, en esta, el afluente de simpatizantes merengues será mucho menor. En la final de Lisboa 2014, los hinchas madrileños que pidieron acompañar al equipo dentro del estadio fueron 73.000, en Milán 2016, la cifra mermó a 56.000, mientras que en Cardiff 2017 el pedido quedó en 45.000. En esta ocasión 24.268 son los socios que desean tener lugar en Kiev.

En la vereda del frente, la situación de los simpatizantes de la ciudad de Liverpool que quieran acompañar a su equipo no difiere mucho de la de los españoles. En un principio 26.000 eran los Reds, pero poco a poco el número fue decreciendo, esto confirmado por la prensa del equipo inglés.

Esto se debe a la poca accesibilidad a la ciudad ucraniana, sumada a los altos costos que presentan el viaje y la estadía. Por ejemplo desde Madrid a Kiev solo se encuentran disponibles dos vuelos directos, mientras que desde Liverpool ninguno.

“A todos los hinchas del Liverpool que están teniendo una pesadilla para viajar a Kiev, solo puedo pedirles perdón. Lo que tendría que ser una de las ocasiones más excitantes de nuestras vidas está siendo de todo menos eso. Es inexcusable”, protestó en las redes sociales Tony Barrett, el enlace del club redcon de sus aficionados. “La decisión de llevar a cabo la final en un lugar que es tan difícil y tan extraordinariamente costoso necesita una explicación por quienes la tomaron. Para aquellos que lleguen a Kiev, espero que valga cada centavo y cada onza de esfuerzo invertido. Para aquellos que no lo hacen —y ya son demasiados— me disculpo por no poder ayudarles. El fútbol sin fans no es nada”, amplió.

No menos preocupante fue el tema del alojamiento, igual de disparado y con notorios casos de estafa a clientes que tenían reservadas habitaciones con antelación. Los hoteles más céntricos, al ver como el precio medio de una noche se disparaba a más de 800 e incluso 1.000 euros, recurrieron a inexistentes fallos de agua o electricidad para cancelar las reservas.

Por suerte algunos hinchas encontraron la forma de abaratar costos gracias a la buena voluntad, cerca de 7000 ciudadanos de Kiev ofrecen alojamiento gratis en sus casas a los fanáticos de ambos equipos que incursionen en su ciudad.