El Real Madrid y su espíritu copero llegan a la final de Kiev

La ciudad de Kiev tendrá en la final al Rey de Europa, porque el Real Madrid logró el paso a la final de la Champions League luego de empatar en su estadio contra el Bayer Múnich por 2 a 2. El Madrid hizo valer la ventaja del triunfo en Múnich y su espíritu copero. El rival del equipo de la capital española, saldrá del partido que jugarán Roma y el Liverpool, donde la ventaja es del equipo inglés que ganó de local por 5 a 2.

El Real Madrid y su espíritu copero llegan a la final de Kiev
Benzema vuelve a la idolatría del Real. Imagen: EFE.
Real Madrid (4)
2 2
Bayern Munich (3)

En un partido que tuvo una intensidad tremenda, donde el ida y vuelta fue constante y en que la pérdida del balón de un jugador se convertía en una oportunidad de gol del rival. El Madrid sacó a relucir todo el carácter copero, porque hoy fue dominado en varios pasajes del partido, pero como ha ocurrido en casi todo este viaje a Kiev, se quedó con el paso a la final.

Tremendo fue lo que sucedió en el Santiago Bernabeu, los dos equipos entregaron todo y fue el Bayern quien jugó mejor, donde el tándem Ribery y Alaba hizo estragos hasta el minuto 70 por la parte derecha de la defensa del Madrid. Ni Modric ni Lucas Vasquez podían contener principalmente a Rivery que se metía al área como puñalada y alimentaba a Lewandosky y a Müller. Por el lado del Madrid que también uso la espalda de Kimmich para atacar y que por ese lado encontró la llave para generar sus ataques.

Por ello, dos errores infantiles inadmisibles del Bayern, un error grave del árbitro que no le dio un penal al equipo alemán, Navas y el peso de la historia, pueden explicar porque el Real está en la final.

Dominio alemán

En el comienzo del partido el equipo alemán golpeó de entrada porque Joshua Kimmich pareció hacer fácil los problemas del Bayern al convertir a los dos minutos con la derecha desde el centro del área al centro de la portería, tras buena asistencia de Corentin Tolisso. Toda la jugada comenzó por la derecha del ataque del Madrid y terminó con el gol del equipo alemán.

Pero el equipo alemán, en vez de parar la pelota, siguió intercambiando golpe por golpe y el Madrid es contundente, por ello en un ataque profundo del Real, una asistencia de Benzema le dio la posibilidad de igualar a Cristiano Ronaldo que remató con la derecha desde el centro del área el balón que pasó cerca del palo derecho del arco alemán.

La aproximación de Ronaldo fue un anticipo, para el empate del equipo español, ya que después de una gran jugada de equipo, Karim Benzema de cabeza consiguió el empate desde el lado derecho de la portería, tras un gran centro de Marcelo. El Madrid igualaba el partido con la misma fórmula que estaba usando el equipo teutón, atacó por la izquierda, el lugar más débil de la defensa alemana y consiguió rápidamente la igualdad.

Tras el empate del Madrid, el equipo alemán manejo mejor la pelota pero todos los ataques terminaban en la gran actuación de Navas, el arquero que fue muy resistido hoy le puso las manos a las balas. Luego Robert Lewandowski remató de cabeza a quemarropa desde el lado derecho que Navas saco al córner.

Modric seguía multiplicándose para contener todos los embates por derecha, ya que Lucas Vasquez no contenía a nadie por la derecha, y los alemanes hacían estragos por detrás de Kovacik y Toni Kroos.

El Madrid estaba agazapado, por ello en cada perdida del balón de Thiago Alcantara, Toliso y James Rodriguez, salían despedidos Modric y Marcelo, algo que empezó a llevar hacia su arco al Bayern. Por ello después de los treinta minutos de la primera etapa equilibró el partido y de no ser por una mala decisión del brasileño quien en vez de tirar el centro atrás, donde ingresaba solo Ronaldo, decidió disparar al arco. Esa jugada destrabó completamente el partido, porque empezaron a intercambiar ataque por ataque, primero James Rodriguez erró el gol de la clasificación abajo del arco, luego una entrada de Ronaldo que Ulreich salvó abajo del arco.

James desperdicia una increíble oportunidad. Imagen: Real Madrid
James desperdicia una increíble oportunidad. Imagen: Real Madrid

Pero la primara parte se cerró con la única jugada polémica del partido. Kimmich, autor del primero del Bayern, realizó un centro desde la banda derecha y el balón impactó en la mano de Marcelo, que la tenía despegada del cuerpo. Los jugadores del Bayern pidieron penal, pero el árbitro turco Cüneyt Çakır dejó seguir el juego. Y fue así como se terminó el primer tiempo.

Previo al penal no cobrado. Imagen: Munich
Previo al penal no cobrado. Imagen: Munich

Real Madrid a la final

La diferencia entre el Madrid y los otros equipos que jugaron la Champions, es que el equipo en si cometió muy pocos errores, y la de saber capitalizar los errores de su rival, por ello un grave error en el inicio del partido donde Taliso, dio un pase corto al arquero quien cometió un grave error de control, donde el gato Benzema capitalizó con un gol que hizo cuesta arriba el partido para el Múnich.

Tras el gol del Madrid, la figura de Navas se empezó a agigantar, pero también los errores de control de balón del equipo alemán también ponían de cara al gol a los delanteros del equipo español. Por ello Ronaldo dos veces en una misma jugada, perdió el gol debajo del arco.

Navas la figura. imagen: Diario Marca
Navas la figura. imagen: EFE

Entre los quince minutos del segundo tiempo hasta los treinta, fue el momento de Navas en el partido, porque el Bayern, siguió entrando por la derecha de la defensa del Madrid y porque ni Müller y ni Rivery pudieron con las manos del arquero.

Pero a los 62 minutos, quien mejor movió la pelota durante todo el partido del equipo alemán, quien ejecutó todas las triangulaciones fue el que pudo con Navas y puso a tiro de la clasificación al Bayern. James Rodriguez capitalizó un rebote corto del arquero de España, para empatar el partido.

Zidane, tras el gol del Bayern comenzó a dormir el partido, el Madrid algo replegado obligó al equipo teuton a tirar centros, hizo ingresar a Bale para evitar que Kimmich dejara de irse tanto por el lado derecho del ataque e hizo ingresar a Cacemiro por el peor jugador del Madrid, el croata Kovacic.

El Múnich luego de una tremenda tapada de Navas a Toliso y de una defensa de Barane a James, empezó a diluirse en centros, los cambios también obligaron al equipo a ello, Wagner por Toliso y Martinez por James Rodriguez prácticamente sentenciaron la serie, ya que el pase o la triangulación ya no fueron parte del equipo alemán y fue así que Hummels de cabeza desperdició la última posibilidad.

El Real Madrid es el justo finalista, la posesión de la pelota no siempre es productiva si no se logra capitalizarla. Hoy el Bayern tuvo todo para sentenciar la serie, pero Navas, Sergio Ramos quien sacó todo lo que pasó cerca de el, Karim Benzema que jugó el mejor partido del año y el padre de la criatura, Zinedine Zidane que sabe cerrar los partido, haciendo jugar a Asencio de doble tres, liberando a Luka Modric de la tortura que había padecido en el primer tiempo y luego al final haciendo una muralla inexpugnable para el equipo alemán.