Mercado Académico

Repasamos las bajas, los préstamos y los refuerzos de cara a la próxima temporada.

Mercado Académico
El 'Chacho' espera los refuerzos en Estados Unidos.

Racing comenzó la pretemporada en Estados Unidos y con ella se inicia la sumatoria de nuevos jugadores y algunas salidas que ya estaban “cantadas" en el seno albiceleste de cara a la próxima temporada con objetivos como el inminente choque contra River por los octavos de la Copa Libertadores y la Superliga a disputarse.

Bajas


Entre las bajas de Lautaro Martínez (Inter de Milan) y el ‘Pulpo’ González (Tijuana, México) se suman las de Juan Musso (Unidese, Italia), Leandro Grimi (Newells), Marcelo Meli (préstamo por un año al Vitória, Brasil), Enrique Triverio (no viajó a EEUU debido a que está arreglando su salida con el club), Rodrigo Schegel y Augusto Lotti (continuarán a préstamo en Unión de Santa Fe).

Préstamos


Sobre los jugadores que retornaron de sus préstamos, sólo se tuvo en cuenta a Nelson Acevedo (estuvo a préstamo dos años en Unión), el resto arregló nuevos préstamos, algunos con el fin de concluir su contrato con la Academia (Castillón y Castro) y otros arreglaron nuevos préstamos manteniendo la continuidad con la institución (Cabral, Álvarez, Guille y Gutiérrez). Por su parte, Fernando Valenzuela decidió poner fin a su recorrido con la Academia luego de que finalice su contrato y no sea renovado.

Altas


Sumadas a las llegadas de Gustavo Bou (préstamo) y Jonatan Cristaldo (libre) se suma el nuevo arquero dispuesto a suplantar la salida de Juan Musso y el indicado es Gabriel Arias, arquero nacionalizado chileno de 30 años, que atajaba en Unión La Calera (Chile) y en la selección chilena. La Academia arregló el pase con Defensa y Justicia, dueño del 100%, y acordó 1 millón de dólares por el 80% de la ficha. 

Posibles refuerzos


Todavía el ‘Chacho' espera poder contar con Lucas Zelarrayán (Tigres, México), Damián Pérez (Tijuana, México) y Ricky Álvarez (Sampodria, Italia), este último también es buscado por Vélez y la incorporación de Zelarrayán es muy complicada debido al monto que piden desde México.