Marcelo Díaz, el director de Orquesta
El "Chelo" festejando su épico gol ante Indeoendiente. Foto: Juan Manuel Foglia

"Lo simple muchas veces es lo mejor". La frase que define lo que hace Marcelo Díaz dentro de una cancha.

El nacido en el país trasandino comenzó su carrera profesional en La Universidad de Chile, el club de sus amores, el que lo vio realizar sus primeros pasos y donde supo triunfar. A los 16 años sufrió uno de los golpes más grandes de su vida cuando su hermano mayor se suicidó, pero antes de quitarse la vida este le dejó una carta. "Cumplí todos tus sueños" decía la misma. Hoy podemos decir que Marcelo se lo tomó muy a pecho. No solo fue tricampeón con la "U", sino que su talento traspasó fronteras.

Suiza, Alemania, España, México y Argentina son las naciones que fueron destino del Chileno. En todas dejó su marca: Manejo del mediocampo y juego a un solo toque siendo el enlace o nexo entre la defensa y los volantes. Todo el juego de su equipo pasa por sus pies en algún momento. Es que el "Chelo" ya sabe lo que tiene que hacer antes de recibir el balón, entonces no piensa con la pelota entre los pies como lo suele hacer la gran mayoría. No solo es alabado por los hinchas, sino que también por figuras del fútbol y compañeros que se deshacen de elogios hacía su manera de jugar. "Marcelo Díaz juega con pantuflas" exclamó José Mourinho, reconocido entrenador internacional, tras ser comentarista de un partido de Racing.

Un primer control excelso, y luego con una pegada formidable decide el tipo de pase que va a realizar. Algunas veces son cambios de frentes, en otras ocasiones recorridos que rompan líneas rivales, pero mayoritariamente son toques simples. Trayectos o direcciones que no ponen en riesgo la perdida de la pelota, es por esto que el chileno tiene una de las mayores efectividades en cuanto a pases entregados se refiere. "Mi única defensa es tener la pelota", pronunció el volante en una de sus entrevistas. 

Los futbolistas de su equipo saben que para llegar al área rival la pelota pasa por Marcelo Díaz, y por supuesto que los rivales también, es por esto que muchas veces tiene marca personal, porque es el titiritero, el que mueve los hilos, el director de orquesta, el que dirige a sus compañeros no solo desde lo emocional, ya que lo vemos constantemente hablarles en los cotejos, sino también desde el aspecto táctico. Es un jugador que sabe lo que tiene que hacer antes de que la pelota le llegue y su visión de la cancha es la misma que la de una persona sentada en la platea. En su cabeza tiene grabado el mapa del campo de juego, y con este, el accionar del equipo rival y el propio. Sabe cuándo es propicio el pase más exigido asimismo cuando es necesario el toque de tan solo unos metros para estirar o abrir al rival.

En Racing se ganó lugar tras aquel fatídico partido en el que La Academia fue derrotado 0-3 en el Monumental ante River por los octavos de la Libertadores. En ese momento Coudet pegó un volantazo y decidió cambiar varios nombres, entre ellos uno de los que ingresó al equipo fue "Carepato", y desde ese momento no salió del 11 inicial y terminó siendo campeón con la institución de Avellaneda. Otro título más en la vitrina del Chileno. Destacó por su control de la mitad de la cancha, asimismo por su juego como libero, metido entre los centrales, función que Coudet entendió desde un primer momento que el jugador ideal para cumplirla era el trasandino.

Aquí les dejo un video que nos muestra la calidad técnica del Chileno. (Youtube: MauriiHD Producciones)

No son casualidad las declaraciones de entrenadores, compañeros. y rivales, son pocos los jugadores que quedan el futbol sudamericano como Marcelo Díaz, aprovechémoslo.

VAVEL Logo