A un año del Cordobazo Matador
Los campeones de la Copa Superliga 2019. El Club Atlético Tigre (Foto: SAF)..

2 de junio de 2019. Tan lejos, tan cerca. Hace 365 días, el hincha de Tigre vivió el mejor momento de su vida. Más feliz que aquella tarde en Vicente López, de 2004. Más emocionante que la vuelta a Primera División, en 2007, dejando en el camino a Chacarita, Platense y Nueva Chicago. Mejor que las campañas sorprendentes de 2007 y 2008. Más festejado que la milagrosa salvación en 2012, con el Vasco a la cabeza. Mas gritado que los triunfos de copas internacionales en 2012 y 2013, cuando el Matador recorría Sudamérica. Si bien es subjetivo y depende de cada persona, es difícil imaginar un triunfo más épico y glorioso que el que permitió que Tigre, al fin, ingrese en la galería de los campeones del fútbol argentino.

El Pato y el Chino, dos emblemas con un premio merecido. Foto: Tigre Oficial.
El Pato y el Chino, dos emblemas con un premio merecido. Foto: Tigre Oficial.

El 2 de junio de 2019, Tigre se consagraba campeón de la Copa Superliga, al vencer en la final a Boca Juniors, el gran candidato, que venía de jugar la final de la Copa Libertadores, verdugo de aquel Apertura 2008, por 2-0, con goles de Federico González y Lucas Janson. Solo dos meses después del (anunciado) descenso a la segunda división tras 12 años, el Matador rugía para todo el país.

El 2 de junio de 2019, miles de hinchas de la Zona Norte encabezaron una perenigración masiva hacia Córdoba, en auto, micro y avión, para estar presente en el estadio Mario Alberto Kempes, escenario de la final. La capital cordobesa se teñía de azul francia y rojo bermellón. Pero también desde cada hogar, desde cada rincón donde hubiera un corazón tigrense. Una multitud acompañó al equipo de Néstor Gorosito para la final más importante a nivel local de la historia del club. Y con final feliz.

La multitud que copó el Kempes (Foto: SAF).
La multitud que copó el Kempes (Foto: SAF).

El 2 de junio de 2019, el Matador conquistó el torneo que se jugaba por primera vez para completar el calendario del semestre, incluía a los 26 equipos de la Superliga 2018/19, en formato eliminatorio. A pesar del descenso, los cuatro equipos que perdieron la categoría pudieron acceder a la Copa Superliga ya que pertenecieron a la máxima categoría ese torneo. Y Tigre venía envalentonado por su brillante 2019 al mando de Pipo, obteniendo 17 puntos de 21 en juego (no alcanzaron para la salvación, pero sí para ser el mejor de la temporada).

El 2 de junio de 2019, Tigre se ganó el derecho a disputar la final a cancha neutral,al haber dejado en el camino a Colón (dando vuelta un 0-2 y con 10 jugadores), Unión (en Santa Fe), Racing Club (el campeón, en el Cilindro) y Atlético Tucumán (con goleada).

El 2 de junio de 2019, salieron a la cancha Gonzalo Marinelli; Matías Pérez Acuña, Gerardo Alcoba, Néstor Moiraghi, Nicolás Colazo; Lucas Menossi, Sebastián Prediger; Walter Montillo, Diego Morales; Fede González y Lucas Janson, para enfrentar y ganarle al Boca de Gustavo Alfaro, Esteban Andrada; Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Emmanuel Más; Jorman Campuzano, Nicolás Capaldo; Sebastián Villa, Mauro Zárate, Carlos Tévez; y Darío Benedetto.

Foto: SAF.
Foto: SAF.

El 2 de junio de 2019, en la noche cordobesa, abría la cuenta a los 24' del primer tiempo  Fede González, el gran goleador matador, con un derechazo con poco ángulo que se le metió a Andrada. Y 8 minutos después, de penal, liquidaba el pleito Lucas Janson, infalible desde los 12 pasos. Y después, con toda la artillería de Boca atacando la valla de Marinelli, Tigre aguantó hasta el pitazo final del árbitro de la final del Mundial de Rusia 2018, Néstor Pitana.

Foto: TNT Sports.
Janson y el gol del título. Foto: TNT Sports.

El 2 de junio de 2019, Gorosito se metía en la historia grande del club, al ser el primer DT campeón en Primera División, y anteriormente, llevó a Tigre a una final de Sudamericana y a disputar la Libertadores en 2013, lográndolo también en 2020. El 2 de junio de 2019, Tigre ponía fin a tantas medallas de subcampeón (2007, 2008, 2012) y se colgaba la medalla de campeón, a color y para siempre.

Pipo y la copa soñada. Foto: Club Atlético Tigre.
Pipo y la copa soñada. Foto: Club Atlético Tigre.

 El 2 de junio de 2019 quedará grabada a fuego. El Coliseo de Victoria y la camiseta ya tienen esa estrella ganada un año atrás. Una estrella reluciente y que se festejará toda la vida. El día más feliz para Tigre, un 2 de junio.

VAVEL Logo