Apostillas de un empate preocupante

La igualdad de Independiente Rivadavia ante Crucero del Norte volvió a preocupar a los hinchas. Un partido que dejó algunos fragmentos para apreciar.

Apostillas de un empate preocupante
El Azul no pasó del 0-0 ante el Colectivero y preocupó la falta de fluidez en el juego | Foto: Los Andes

Cambio de roles

En encuentros anteriores, sobre todo frente a Argentinos y Chacarita, Independiente Rivadavia era el que presionaba e impedía que el rival creciera. Esta vez, le pagaron con su propio método, ya que Crucero se posicionó de tal forma que evitó todo el buen juego que hasta el momento habían mostrado los dirigidos por Alfredo Berti.  

Dueños de sus posiciones

Crisitian Aracena, con dos atajadas vitales en el primer tiempo, y Yeimar Gómez Andrade, con marca constante y anticipación, fueron los mejores del partido y reafirmaron lo fundamentales que son para cada partido.

Preocupaciones repartidas

El empate no dejó más que preocupaciones en ambos planteles. Por el lado del local se esfumó la posibilidad de ganar más tranquilidad en su lucha por la permanencia y dejar de depender de rivales directos. Mientras, la visita continúa en caída libre y mira la zona roja cada vez más cerca.

Final lamentable

Algunos jugadores se insultaron y se enfrentaron antes de dirigirse a los vestuarios. Ignacio Arce en el Colectivero; Luis Daher y Cristian Tarragona en el Azul estuvieron involucrados. Al parecer, el arquero del equipo misionero dijo algo que disgustó a algunos jugadores del local.