Debate VAVEL: Independiente 2016/2017

Se viene un nuevo torneo e Independiente lo encarará con una gran ilusión y una presencia destacada fuera de la línea de cal. La figura de Gabriel Milito como nuevo entrenador del club le dio una bocanada de aire fresco al mundo rojo. A continuación en VAVEL.com haremos un enfoque con opiniones sobre el futuro del Rey de Copas.

Debate VAVEL: Independiente 2016/2017
La llegada de Milito ilusiona al mundo Rojo | Foto: Marca

El “Mariscal” llega con una idea de juego clara y con un conocimiento óptimo sobre el club. Milito se formó como futbolista y persona dentro de Villa Domínico, dónde mamó toda la historia y estirpe copera del equipo más grande de Avellaneda.

Por eso es que todos los ojos estarán puestos sobre él, su llegada generó en los hinchas una sonrisa y alimentó un poco más esas ansias de obtener un logro deportivo que se viene posponiendo. El “Rojo” no sale campeón del torneo local desde el 2002, cuando contaba, justamente, con Milito como capitán. Para muchos ese fue el último gran equipo de Independiente, que demostró un fútbol muy ofensivo de la mano de Américo Rubén Gallego como entrenador.

Las expectativas que se crearon alrededor de lo que puede transmitirles a los jugadores del “Rojo” el ex defensor del Barcelona son muy altas. Se espera que su equipo logre plasmar todo lo que ha aprendido en sus años de carrera en Europa y la selección argentina, dónde tuvo a grandes técnicos, como José Pekerman y Pep Guardiola, entre otros.

También hay que aclarar que si bien las miradas se las llevará Milito, este grupo de jugadores deberá demostrar de una vez por todas que está para pelear grandes cosas y ser protagonista. Salvo los refuerzos Juan Sánchez Miño y Damián Martínez, la mayoría lleva más de un año en el club y tras la eliminación por Copa Argentina ante Defensa y Justicia (0-1), la presión por ser animador del torneo local y sortear la difícil llave de Copa Sudamericana ante Lanús aumentó considerablemente.

Será una tarea dura para el plantel saber llevar adelante esa necesidad de obtener un título, han demostrado el semestre anterior que eso les pesó. Pero está vez, con Gabriel Milito sentando en el banco, las esperanzas están renovadas tanto dentro como fuera de la cancha.

A continuación la redacción de Independiente brinda su opinión acerca del futuro del conjunto de Milito con respecto al semestre que se aproxima:

Lourdes Peralta, redactora VAVEL Independiente:

El equipo de Gabriel Milito tuvo una larga pretemporada, con el trabajo intenso, que no supo plasmar en el primer compromiso “por los puntos”. La eliminación de la Copa Argentina fue un duro golpe. A pesar de todo, al grupo y al DT se los nota calmos, con una idea clara: poner al Rojo en lo más alto. Si bien solo se sumaron tres refuerzos, aun así hay plantel para afrontar lo que se viene.

Sebastián Saco, redactor VAVEL Independiente:

A pesar de las pocas incorporaciones lo veo bien al equipo. Puede que en algunos puestos falten variantes como un lateral izquierdo o un volante por ese sector. Pero más allá de eso, no está nada mal. Pellegrino dejó una buena base de jugadores y Milito los puede potenciar, si se le da el tiempo, obvio.

Nahuel Herrera, redactor VAVEL Independiente:

Se ha mantenido la base del plantel, se han ido jugadores que no se tenían en cuenta (trece en total) y se reforzaron dos puestos que fueron de lo más flojo el semestre pasado: el lateral derecho y el mediocampista por izquierda. Sin embargo, la duda está en si el equipo estará a la altura de la grandeza de la institución y de los objetivos propuestos, si Gaby Milito podrá sacar lo mejor de sus jugadores y/o si este plantel seguirá sin poder lograr algo. Habrá que esperar a ver cómo se desarrolla el equipo en el semestre, pero ya no hay excusas que valgan.

Martín Garrone, redactor VAVEL Independiente:

A Milito no le trajeron lo que él pidió. En la defensa tendrá que arreglársela con lo que tiene, aunque en el fondo tiene a tres jugadores con nivel de selección (Campaña, Cuesta y Tagliafico). En el ataque tendrá que ser como el campeón del Apertura 2002, atacar con claridad y ser protagonista, defenderse con la pelota y siendo letal del mediocampo en adelante. Con jugadores punzantes y continuamente peligrosos, amenazante en el ataque e intentar adueñarse rápido del marcador de manera ambiciosa.