Mucha espuma y poca cerveza

Con la mente puesta en el conflicto con la dirigencia por no cobrar hace varios meses, Quilmes intentará sumar frente a Central.

Mucha espuma y poca cerveza
Quilmes ya piensa en el próximo semestre y quiere engrosar su promedio | Foto: Google

Quilmes visitará mañana a partir de las 17:15 a Rosario Central, en el 'Gigante de Arroyito', con el arbitraje de Pablo Lunati, en lo que será la decimoquinta fecha del torneo de primera división.

El plantel 'cervecero' vivió una semana anormal en cuanto lo deportivo ya que no se entrenó durante toda la semana, como medida de reclamo debido a la falta de pago de sueldos por parte de la dirigencia. Los jugadores realizaron una rutina similar de lunes a viernes: se encontraban en el estadio, se reunían en el vestuario local y decidían no practicar porque la propuesta que les ofrecían los directivos no los convencía.

Hoy no fue la excepción y el conjunto dirigido por Alfredo Grelak se juntó sólo para almorzar y luego partir rumbo a Rosario, donde se alojó en el Hotel Garden Spa y quedó concentrado a la espera del partido de mañana.

Pese a dicho conflicto, el técnico dio la lista de concentrados para lograr el triunfo en Arroyito: Walter Benítez, Silvio Dulcich, Lucas Suárez, Juan Celaya, Damián Malrechauffe, Mariano Uglessich, Emanuel Morales, Leonel Bontempo, Lucas Pérez Godoy, Daniel Imperiale, Sebastián Ereros, Enzo Acosta, Fernando Elizari, Matías Orihuela, Rodrigo Braña, Adrián Calello, Damián Arce, Ignacio Colombini, Brian Mansilla, José Luis Valdez y Federico Andrada.

Cabe destacar las ausencias de Alan Alegre y Sebastián Romero, ambos expulsados el pasado fin de semana frente a Godoy Cruz, como así también la de Ezequiel Rescaldani, quien arrastra una lesión. Por otra parte, el juvenil Enzo Acosta aparece por primera vez en una citación. De los 21 jugadores mencionados, 3 se que quedarán fuera del banco de suplentes antes de comenzar el partido.

Pese a la poca relevancia que posee el encuentro para Quilmes, el equipo tendrá que esforzarse el doble debido a las grandes dificultades de los últimos días, con el objetivo de jugarle de igual a igual al 'canalla'.