De Florencio Varela a México

Guido Rodríguez continuará su carrera en Xolos de Tijuana, de la liga mexicana, al no estar en los planes de Gallardo para el próximo semestre.

De Florencio Varela a México
Adiós rápido a quien apuntaba ser el futuro 5 de River (Foto: LPM).

Muchos decían que iba a ser el heredero de Matías Kranevitter, al cual, antes de todos los títulos ganados, ya le daban futuro europeo y de Selección Argentina. Dicho y hecho, Krane se marchó a Atlético Madrid (aunque se irá a otro equipo del Viejo Continente en busca de más continuidad) y forma parte de la Albiceleste que juega la Copa América Centenario en EE.UU. Parecía que le heredaba la 5 a Guido Rodríguez, jugador de la cantera riverplatense, que tuvo su bautimo oficial con Marcelo Gallardo, que le dio rodaje entre 2014 y 2015, aunque sólo en torneos locales, sumando así 16 partidos y con un gol (a Atlético Rafaela, en la goleada 5-1).

Sin embargo, en el verano 2016, llegaron dos volantes centrales más: Nicolás Domingo (cuarta etapa en River; desde Banfield) y Joaquín Arzura (desde Tigre), y ya con Leonardo Ponzio como titular, Guido quedó relegado y así acordó sumarse a préstamo por seis meses a Defensa y Justicia, en busca de más minutos.

En el Halcón, Rodríguez se sintió muy cómodo. Al mando de Ariel Holan y con varios compañeros riverplatenses (Tomás Martínez, Alexander Barboza y, en menor medida, Fabián Bordagaray), se adueñó del mediocampo y fue una de las figuras de su equipo, que fue sensación al comienzo de la Zona 2 y luego se desinfló, aunque redondeó una gran campaña, con 25 puntos, en cuarto lugar de su grupo. Asimismo, Defensa se metió en los 16avos de final de la Copa Argentina, al derrotar a Talleres de Córdoba (y se medirá ante Independiente en la siguiente fase).

Guido jugó 15 partidos éste año, y su buen nivel llamó la atención de Xolos de Tijuana, equipo de la Primera División de México (dirigido por el Piojo Herrera, que fue DT de la selección mexicana). Veedores del equipo azteca observaron al volante y quedaron satisfechos, por lo que compraron el 80% del pase del jugador en U$S 1.600.000, ya que le comunicaron que no figura en los planes de Marcelo Gallardo. También se llevaron a Ignacio Malcorra (Unión) y Emanuel Aguilera (Independiente).

El caso de Rodríguez es similar al de Víctor Cabrera, defensor que jugó sólo un partido en River, con Ramón Díaz (tiene su medala de campeón del Final 2014), fue a préstamo a Montreal Impact, y el club canadiense le compró la ficha, por 1,3 millones de euros.

¿Y el resto de los que tienen que volver?

Hay algunas definiciones. Guido a Xolos, Juan Cruz Kaprof arregló con Defensa y Justicia, Alexander Barboza continuaría en el Halcón, Ezequiel Cirigliano tiene ofertas de Temperley, Quilmes y Universidad Católica de Chile (había rescindido su vínculo en Tigre), Federico Andrada buscará seguir en Quilmes (donde rindió), Tomás Martínez es tentado por Unión de Santa Fe; y el único jugador que está en los planes del Muñeco es Giovanni Simeone, de buen rendimiento en Banfield (y que también tiene varias propuestas de Primera División y en el exterior). Pocos juveniles en la mente del DT.