Malas noticias desde México

Lucas Zelarayán, cuya contratación estaba casi segura, se aleja de River, debido a que la dirigencia de Tigres pretende venderlo en 10 millones de dólares, y no aceptará préstamo por el volante. Asimismo, Silvio Romero continúa en América y las negociaciones por el atacante se están enfriando. Por su parte, Armani espera que Atlético Nacional acepte los términos de River y no se resignan por Musto.

Malas noticias desde México
Zelarayán (8) seguirá en México si River no lo compra (Foto: Web).

El Mundo River se vio revolucionado por la llegada de Lucas Pratto, pagado en más de 11 millones de dólares al San Pablo, siendo la compra más cara de la historia riverplatense. El delantero era la gran obsesión de Marcelo Gallardo, que la dirigencia cumplió, pero esta semana hay muchas complicaciones para cerrar otros fichajes que estaban al caer, pero a estas horas ya no.

Lucas Zelarayán, el volante ofensivo que la rompió en Belgrano de Córdoba y ahora propiedad de Tigres de México, era uno de los apuntados y había acuerdo para que se sume en condición de cedido, por un año, con un cargo de un millón de dólares con opción de compra. Sin embargo, los directivos del club rival de River en la final de la Copa Libertadores 2015 expresaron que no tienen intención de cederlo a préstamo y que sólo aceptarán negociarlo si le compran la totalidad del pase, tasada en 7.000.000 de dólares, o 10.000.000 de la moneda norteamericana en tres cuotas. Un jugador que sólo jugó 11 partidos el semestre anterior en la liga mexicana, pero que no quieren dejar ir fácilmente. Sin dudas, es una suma que el Millonario no está dispuesto a desembolsar en este momento, habiendo invertido U$S 15 millones entre Pratto y Franco Armani. Así las cosas, el Chino está lejos de Núñez y si Tigres no baja sus pretensiones, entonces La Banda desistirá de la operación, que veía encaminada la semana pasada.

Por otro lado, Silvio Romero, delantero de América, también estaba cerca de arribar a la brevedad por 5,5 millones de dólares, aunque por el momento no hay mayores novedades. El ex Lanús e Instituto es del gusto del Muñeco, para tener más variantes en la zona ofensiva, pero el club mexicano pretende recuperar la inversión por el atacante cuando lo incoporó, en ocho millones de dólares. Si bien está más cerca que Zelarayán porque ya hubo contacto entre ambos clubes, todavía no hay definiciones en el corto plazo y la pretemporada ya empezó hace tiempo.

¿Qué pasa con Armani?

El arquero se realizó la revisión médica el mismo día que Lucas Pratto, pero todavía no firmó su contrato con River Plate. Se demora su estampa debido a que todavía existen diferencias con Atlético Nacional. River ejecutará su cláusula de rescisión, en una suma cercana a los 4 millones de dólares pero en cuotas como se había acordado; no obstante, el club colombiano pide garantías bancarias para el pago al contado, y de hecho emitió un comunicado en su cuenta oficial aclarando las discrepancias con el Millo. A la brevedad se espera que se resuelva este conflicto, porque Gallardo lo espera en Miami para que se sume al plantel inmediatamente.

Armani quiere que Nacional lo libere (Foto: Liga Águila).
Armani quiere que Nacional lo libere (Foto: Liga Águila).

Insisten por Musto

El volante central que estaba por jugar en River, no vino por la noticia de un doping positivo cuando aún jugaba en Rosario Central, que se dio a conocer el pasado 31 de diciembre, seis meses después del hecho. Xolos de Tijuana, dueño de su pase, expresó que nunca fue notificado, y el jugador tampoco, así que sigue jugando normalmente hasta que se dé a conocer si será sancionado o sobreseído. Si pasa esto segundo, River volverá a la carga para contar con sus servicios.

Musto aguarda su futuro, River no se resigna aún (Foto: DIario de la República).
Musto aguarda su futuro, River no se resigna aún (Foto: DIario de la República).