Hindú y una sana costumbre
Hindú, un club que transformó el rugby argentino. (Foto: rugbytime.com)

A partir de 1996, cuando el Hindú Club alcanzó su primer campeonato, compartido con Atlético del Rosario, los de Don Torcuato comenzaron a ser protagonistas del rugby de Buenos Aires, pero también a nivel nacional. Con ocho títulos de la URBA, cinco del Nacional de Clubes y seis del Seven de la URBA en 18 años se convirtió en el equipo del momento, dejando atrás a los históricos del rugby de la Argentina.

Los cambios a nivel juego que se han producido en el rugby internacional, han comenzado a llegar a nuestro país en los últimos años. Pero Hindú, comenzó a desarrollar un cambio en el rugby argentino desde hace algunos años, y hoy en día se transformó en uno de los mejores clubes, no solo por los títulos logrados, sino también por lo ambicioso y vistoso de su juego. De la mano de grandes jugadores como Hernán Senillosa, Nicolás y Juan Fernández Miranda, y un club que no sufrió el recambio con el tiempo, profundizó una idea que dio grandes resultados.

Todo comenzó en 1996, con aquel primer título de la URBA conseguido con la victoria sobre Regatas por 19 a 13, y que el elefante compartió con Atlético del Rosario, cuando el Torneo de Buenos Aires se jugaba en otro formato. Pero no fue el único triunfo del año, ya que en 1996 también se consagraría en el Nacional de Clubes. Allí arrancó la historia grande de Hindú como campeón, cosa que se repetiría dos años después en 1998 cuando los de Don Torcuato alcanzaron un nuevo campeonato de la URBA, primero en soledad.

fuente: norterugby.com

Uno de los momentos más destacados de Hindú se dio entre 2006 y 2009, años en los que obtuvo el tetracampeonato de la URBA. Luego de ocho años de sequía, venció al poderoso SIC en semis y en la final al durísimo Alumni por 20 a 5, en un choque de sistemas, el pack de Alumni contra los backs de Hindú. Pero no fue la única. Un año después, ambos equipos se verían las caras en una nueva final, esta vez bajo la lluvia y en el estadio de Ferro, “manaza” Fernández Miranda le daría el bicampeonato a los de Torcuato.

El 2008 fue un año de regresos al rugby de Buenos Aires, luego de lo que había sido el tercer puesto de Los Pumas en 2007. Aprovechándose de eso, Hindú no dudo en ningún momento y venció a Newman en la final. En 2009 Hindú no le daría oportunidad al resto de sus contrincantes y obtendría su cuarto torneo de forma consecutiva al vencer al CASI en la final y se quedaría con el sexto título de su historia.

En la corta historia ganadora de Hindú, aparecen apellidos importantes que formaron parte de esos campeonatos. Gonzalo Quesada fue campeón en 1996 y 1998, Hernán Senillosa que formó parte de siete de los ochos títulos. Además, Lucas Ostiglia y los hermanos Juan de la Cruz y Nicolás Fernández Miranda, se metieron en la historia del club al ser campeones como entrenadores y como jugadores. Otros de los destacados son Belisario y Horacio Agulla, Juan Ignacio Gauthier, Francisco y Joaquín Díaz Bonilla y Francisco Bosch.

En 2012 recuperaría su corona al vencer al local La Plata Rugby en una final que no estuvo bien jugada, pero no por eso menos emotiva. El 15 a 9 final le daría más chapa al equipo de Torcuato, que en 2013 llegaría a una nueva final, pero la perdería con CUBA en el último minuto.

En este 2014, Hindú volvió a ser el mejor en la URBA, y lo demostró en la final, en la que venció a CUBA y se tomó revancha de lo ocurrido en 2013. El 29 a 17 reflejó la diferencia que hubo entre ambos, el elefante, aprovechó cada una de sus situaciones para marcar puntos, dejando sin ideas a los cubanos, que venían de ser campeones en el Nacional de Clubes y querían repetir en Buenos Aires.

El club de Don Torcuato se volvió tan importante no solo por sus triunfos en la URBA, a nivel nacional también marcó diferencias. Fue campeón del Nacional de Clubes en 1996, 2001, 2003, 2005 y 2010, y siendo protagonistas en todas las ediciones. En cuanto al juego de seven, no se quedó atrás, consiguió seis veces ser el mejor, en 1997, 2000, 2003, 2005, 2006 y 2007.

No solo los campeonatos le dan a Hindú la chapa de candidato cada vez que comienza una nueva temporada, su nivel de juego, y el presente de muchos de sus jugadores, hacen que los de azul y amarillo sean protagonistas en cada torneo que juegan. Los 13 títulos en 15 y los seis en juego reducido han hecho que muchos jugadores del plantel superior de Hindú formen parte de los diferentes seleccionados provinciales y nacionales en ambas disciplinas. Hindú Club marcó una revolución en el rugby de Buenos Aires y también nacional, y su presente le augura un excelente futuro.

VAVEL Logo