Novak Djokovic, el depredador
Foto: Sports Chat Place

Novak Djokovic, el depredador

El serbio avanzó a octavos de final tras derrotar a Del Potro por 7-5, 4-6 y 6-1 en 2.19 hs de juego

santimferrer
Santiago Ferrer

En la previa era el mejor partido de la tercera ronda de Indian Wells, los dos protagonistas lo sabían y dieron lo mejor de si. El encuentro fue siempre de menor a mayor, y cada uno tuvo su momento. Quien supo como aprovecharlos al máximo fue Novak Djokovic que venció por 7-5, 4-6 y 6-1 a un Juan Martín Del Potro en un nivel gigante.

Al comienzo del encuentro, Del Potro sacó a relucir su nuevo mejor golpe: el slice de revés, el que le ayudó a quebrar el saque de un Djokovic nervioso, fuera de si y de lo común. Con ese tiro el argentino pudo descolocar a su merced al serbio, al cual le costó demasiado obtener su primer game debido a que forzaba la velocidad del mismo. Bajó la atente mirada de Daniel Orsanic, capitán del equipo nacional, el 35° buscó condicionar con sus saques a su rival. Sin embargo, tras un flojo comienzo el segundo mejor jugador del mundo se metió por primera vez en el partido y pisó el acelerador hasta quedar 7-5 arriba y hacerse así con el primer set.

Nole comenzó a entrar en confianza en la cancha. El depredador de a poco se acercaba más a su presa. Pero Delpo jamás bajó los brazos y siguió desestabilizando al serbio con su saque, la clave fue buscar la pelota bien arriba y darle aceleración para que en el pique aumente aún más la rapidez. La Torre de Tandil salvó tres breakpoint y logró quebrarle el saque nuevamente a su rival para ponerse 4-1. Los especialistas dicen que el game más complicado es el que viene después de arrebatar un saque. Situación que padeció el argentino a diferencia del serbio quién arrasó con esa afirmación.

Un depredador sigue a su presa despacio, con movimientos sigilosos y sin dar ningún tipo de aviso, en busca de dar el golpe mortal. Eso pensó hacer Djokovic, pero el tiro le salió por la culata porque la presa sintió más libertad que presión y logró escabullirse para dar el salto al segundo set. 6-4 a favor de Del Potro.

La manga definitiva arrancó con el argentino lucido para atacar y hacer daño, pero Djokovic presentó el mejor momento defensivo del partido y a base de un par de devoluciones forzadas logró distanciarse hasta un 3-1. Explotando al 110 porciento su velocidad y con un par de festejos desaforados, el serbio demostró que el depredador no quería irse con las manos vacías. Aprovechó y fue superando pequeñas batallas, y al vencer la más difícil -ante él mismo- todo se encaminó. A medida que el actual tricampeón del torneo crecía el juego de Delpo se debilitaba. El decisivo terminó 6-1.

Djokovic pasó de ronda y enfrentará al australiano Nick Kyrgios en octavos de final de Indian Wells, donde buscará su cuarta corona consecutiva para batir el récord histórico del primer Masters 1000 de la temporada. Del Potro dio todo lo que pudo, pero esta vez el depredador se quedó con la presa.

 

VAVEL Logo