Federer sufrió ante Paire, pero avanzó a los cuartos de final
Federer extiende su invicto en canchas de césped. | Foto: ANI.

En la previa, el duelo ante Benoit Paire se presentaba como un trámite sencillo para Roger Federer; los jugadores se habían visto las caras en cinco ocasiones en el circuito y siempre había triunfado el suizo sin ceder siquiera un set.

El encuentro comenzó muy parejo, con ambos tenistas muy sólidos con su saque. Paire estuvo muy atento y preciso a la hora de anticipar los movimientos de Federer en el inicio del set y siempre intentó moverlo por toda la cancha.

A Roger se lo notó impreciso en el arranque, además le costó mucho poder leer y anticiparse a los tiros de su rival. Paire es un jugador muy técnico y con muchas variantes, sumado al gran nivel y a la agresividad que mostró hoy, era evidente que, a Federer, que no jugó en su mejor versión, le iba costar mucho sacarse de encima al número 48 del ranking.

En el séptimo juego, con Roger al servicio, Paire dispuso de la primera oportunidad de quiebre en el partido, pero Roger la salvó inmediatamente con un saque ganador. Esto no le caería nada bien al francés, ya que en el juego siguiente un Federer lento y falto de ritmo aprovecharía los errores de su rival y lograría el primer quiebre del encuentro.

Tras tomar el saque de Paire, Federer sirvió para llevarse el primer parcial. El francés estaba muy fastidiado por haber perdido su servicio en el juego anterior, ya que estaba jugando mejor que el suizo, y poco pudo hacer para evitar que Federer se llevase el primer set en el noveno juego.

El segundo parcial comenzó con Paire al saque, y teniendo este que salvar dos break points, se lo seguía viendo muy enojado por lo que había sucedido en el set anterior. Es incomprobable, pero, si perdía ese primer juego, probablemente la historia hubiese sido más sencilla para el maestro suizo.

Paire sorprendió a todas las personas en el estadio cuando, en el segundo juego, dispuso de una triple chance de quiebre, de las cuales Federer solo pudo salvar dos, y, de esta manera, el francés se adelantó, de forma insólita, en el marcador. A partir de allí las imprecisiones de Federer aumentaron de la misma forma en que lo hizo la confianza del nacido en Aviñón.

En el cuarto game del segundo set Paire volvería a hacerse con el saque del suizo, aunque esta vez no podría confirmar el quiebre, ya que Federer lograría descontar una de las dos pérdidas de servicio en el juego siguiente.

Paire llegó al noveno juego sirviendo para llevarse el segundo parcial, y, con una ace, logró ganarle por primera vez en seis partidos un set a Roger Federer. Todo el público estaba desconcertado, nadie podía creer que Paire estuviese sometiendo de esa manera al número uno del mundo.

En el último set Federer levantó el nivel con su servicio, pero Paire sabía que estaba jugando uno de los mejores partidos de su carrera y quería quedar en la historia como el jugador que le cortó a Federer su invicto de 17 partidos sobre césped.

Ambos jugadores ganaron muchos puntos a partir de la combinación de saque y red. Cuando alguno de los dos estaba cerca de generar una oportunidad de quiebre, inmediatamente el otro la anulaba con un saque ganador.

Federer fue el primero en disponer de una oportunidad de quiebre, fue en el octavo game, y si la concretaba se encontraría en condición de sacar para partido, al igual que en el primer set. Pero un saque ganador de Paire postergó el triunfo del suizo y dejó con vida al francés.

El campeón defensor tendría dos nuevas chances de quiebre en el duodécimo juego, eran dos match point, pero nuevamente el saque del francés evitaría que el partido llegase a su fin.

En el tie break del último set Paire se adelantaría y dispondría de su primer match point. Federer en ese momento arriesgó con un tiro muy osado en su subida a la red que por poco no se fue largo. Al punto siguiente una derecha larga del suizo le daría la oportunidad al francés de cerrar el partido con su saque, pero a Federer no le tembló el pulso a la hora de devolver y atacó con una pelota a los pies que obligó al error de Paire.

El francés dejaría su derecha en la red para darle a Federer la oportunidad de sacar con punto para partido. Ahora sí, no hubo respuesta del lado de Paire y Roger Federer se instaló, pasándola mal, en los cuartos de final de Halle y mantiene intacta su chance de seguir como número uno.

En la siguiente ronda lo espera el australiano: Matthew Ebden, quien derrotó en la jornada de hoy a Philipp Kohlschreiber por 4-6/ 6-1/ 6-2, en el que será el primer duelo entre ambos.

Los otros dos partidos del día los completan: Borna Coric, quien derrotó al georgiano Nikoloz Basilashvili (6-4/ 6-2) y el italiano Andrea Seppi, que eliminó al último alemán que quedaba en pie en el torneo, el exótico Florian Mayer, por 6-2/ 6-4.

VAVEL Logo