Copa Sudamericana: Atlético Nacional superó a Bahia

El precedente del equipo verde enfrentando a equipos brasileños es amplio e incluye siete victorias, nueve empates y 14 derrotas, aunque, ante Bahía,  Atlético Nacional se enfrentaba por primera.

Desde el inicio, Nacional salió a proponer, pero se topó con un conjunto brasilero ordenado y resistente en el fondo.  Los dirigidos por Cristóvão Borges, pese a estar resguardados, aprovechaban cada oportunidad para acelerar, con más ganas que fútbol. Con esta situación, los de Juan Carlos Osorio se encontraron con el gol luego de un contragolpe, que, tras el centro y de  de manera alevosa,  Diones iba a definir en propia puerta.

Fernandao respondió inmediatamente con un cabezazo que terminó sacando Armani, en lo que sería la opción más nítida del visitante. Bahía no propuso mucho, pero por momentos se sacudía, dejando espacios que decantaban en un futbol rápido por parte de ambas escuadras.

El local tuvo dos chances inmejorables de ampliar el marcador. Por derecha, y con sus propios medios,  Jefferson Duque se armó su jugada pero terminó la pelota en el palo. Tras el rebote, Stefan Medina encontró la pelota fuera del área y remato con fuerza,  pero esta vez el arquero impediría el gol. Después la seguidilla de opciones Nacional se adueñó del balón, reguló los tiempos y sofocó un poco el ímpetu con el que el equipo brasilero disputaba el partido.

Bahía no cambió su planteo en el complemento y no hizo mucho por generar acciones colectivas. Siempre cuidando su doble línea defensiva, los brasileros avanzaban solapadamente. Cuando lo hizo, y solo así, Nacional tuvo terreno para explotar en la ofensiva.

Con los baianos plantados en su terreno, y con la insistencia en los centros por parte del Verde, Osorio entendió que el juego aéreo era una manera factible de descomponer la defensa, por lo que incluyó a Fernando Uribe en el terreno. Pero no pudo capitalizar.

El conjunto de Salvador dio siempre la impresión de estar conforme con el resultado, y así terminó. El resultado lo obliga a ganar y a no permitir que Nacional le anote en su cancha. Para los de Osorio, quinta victoria consecutiva y la tranquilidad de ir a Brasil con resultado, que aunque corto, le favorece.

VAVEL Logo