200 partidos y la satisfacción de una final internacional
200 partidos y la satisfacción de una final internacional

Atlético Nacional ha tenido siempre una obseción. Luego de haberlo ganado todo en Colombia lo único que desvela al cuerpo técnico en cabeza de Juan Carlos Osorio es esa ilusión coronarse campeón de un torneo continental. Hoy, y tras vencer en los penales y en una épico serie a Sao Paulo, ese sueño está más cerca de materializarse.

Nacional nunca había eliminado a Sao Paulo en un torneo internacional (se habían enfrentaron en 4 copas). Pero le llegó el día, y de que manera.

Con la ventaja de un gol, no muy grande pero ventaja al fin, el conjunto colombiano salió jugarse sus posibilidades en el Morumbí -que retumbó al son de 50 mil personas- en un partido que exigió todo el esfuerzo y dedicación de los hombres de Osorio. 

Se esperaba que los primeros minutos del encuentro fueran vertiginosos por parte del cuadro local, cosa que no sucedió, ya que Muricy Ramalho dispusó a sus jugadores para que mantuvieran, con paciencia, las pelota y los ritmos del partido. El arco de Nacional no se vio en riesgo en esos primeros minutos. Pero llegaría el huracán.

Pasado el primer cuarto de hora el equipo tricolor le agarró la medida al cotejo y se fue con todo. Manejó la pelota, intentó desbordar por las bandas, dispuso los tiempos, todo fue, hasta el final de los primero 45, dominio paulista. Nacional, por su parte, estuvo bien parado en defensa, en un trabajo que incluyó a sus última línea y a los volantes pivot: Alexander Mejía y Diego Arias. Sao Paulo tuvo la intensión, pero el juego parecía bajo control.

Segundo tiempo electrizante.

Como constante en todo el partido, el conjunto colombiano inició la etapa complementaria y no pudo hacerse con el dominio de la redonda, que siempre estuvo en los pies de los hombres de blanco. Las oportunidades que tuvo Sao Paulo de abrir el marcador fueron muchas, pero la suerte, el palo y las oportunas reacciones de Franco Armani impidieron que el ataque paulista comandado por Luis Fabiano fuera efectivo.

En esos primero minutos del complemento Nacional padeció un bombardeo paulista. Y lo soportó hasta los 53'. Hudson fue el hombre que más había intentando penetrar la defensa nacionalista por el costado derecho, sin exito, hasta que en un tito libre de costado mandó la pelota en un envío que parecía centro, pero que ningún zaguero verde interceptó y la pelota se coló hasta el fondo de la red para el 1-0 en favor de Sao Paulo.

Luego del gol el cuadro local tuvo varias opciones de ampliar la ventaja, como las tuvo Nacional en Medellín, pero no las concretó y el juego, parejo en el gobal de 180 minuto, se fue a las definición desde los doce pasos.

Penales:

- (Nal) Bocanegra - gol

- (SP) Kardek - se cayó y lo tiro por arriba

- Valencia - gol

- Ceni - gol

- Cardona - gol

- Toloi - atajó Armani

- Ruiz - gol y clasificación a la final

Nacional ganó la serie por cuatro a uno y se montó en su décima final internacional.

Terminado el encuentro los jugadores colombianos se mostraron serenos y pausados en sus declaraciones, felices por la clasificación pero con los los pies puestos en la tierra y sus sueños en la final que les dará la posibilidad de materializar el sueño que desvela a Nacional desde hace años. Un nuevo título continental.

Atlético Nacional iniciará la serie final- sea River o Boca- el miércoles 3 de diciembre en el Atanasio Girardot.

VAVEL Logo