Hernán Torres: éxito seguro
Foto: futbolred.com

Hernán Torres, el hombre que tiene al DIM soñando con una nueva estrella, siempre fue un enamorado del fútbol. Nació rodeado del deporte rey, pues su padre y sus tíos lo practicaban. De chico lo sedució la idea de ser guardameta, y desde entonces no la abandonó, hasta su retiro como futbolista profesional en 1998.

Incluso esa idea de ser portero, y que se mantuvo por casi 20 años, le abrió las puertas a lo que es hoy. Pasó de ser entrenador de arqueros en Deportes Tolima a ser por tercera vez finalista del Fútbol Profesional Colombiano como DT, esta vez con el DIM.

Los años pasan y Hernán Torres Oliveros se consolida cada vez más como uno de los mejores técnicos del medio local. Y no es coincidencia, ya que todo lo que ha conseguido lo ha logrado con méritos y sobre todo trabajo. Ya fue campeón con Millonarios y quiere mucho más, ahora con Independiente Medellín.

Encajó goles y atajó sueños

Hernán Torres llegó a ser el mejor arquero del Tolima, y todo por su insaciable perseverancia y ganas de ser mejor cada día que pasaba. En el colegio San Simón forjó sus primeros pasos e inició su gran sueño. Fue campeón varias veces y quienes lo conocen saben todo lo que hizo para lograr su objetivo. ''Les gastaba sándwich y gaseosa a sus compañeros de clase para que se quedaran dos horas más practicando con él'', recuerda Álvaro Ariza, uno de sus primeros entrenadores.

En 1981 debutó en Deportes Tolima durante un partido ante Atlético Nacional, en Medellín. Torres era el cuarto portero del equipo y ante la lesión del segundo y tercero, ese día fue al banco de suplentes. Óscar Héctor Quintabani sale golpeado y en su lugar entra el joven Hernán. Primer remate y gol. ¡Vaya estreno!

En su carrera como futbolista se cruzó con hombres fundamentales, uno de ellos fue Jorge Luis Bernal. Pues fue el DT tolimense quien llevó a Hernán Torres a la Selección Colombia que disputó los Juegos Odesur en 1986 y los Panamericanos de Indianápolis el año siguiente.

Foto: José Antonio Vargas.

Además del Deportes Tolima, Hernán Torres atajó en Millonarios, Once Caldas, Quindío, Nacional, Pereira e Independiente Medellín en Primera. En la segunda categoría jugó para Lanceros Boyacá, Bello FC y Cooperamos Tolima, donde se reencontró con Jorge Luis Bernal. No se quitaba el buzo cuando le iba bien, esa era su cábala.

Carácter fuerte pero en el fondo muy alegre, así describen a Hernán quienes lo conocen muy bien. Y sí, a simple vista podemos ver a un tipo tosco y serio, pero en la intimidad siempre tiene una sonrisa y una buena disposición, gracias a la humildad que lo caracteriza. Tiene una gran sensibilidad humada, que contrasta muy bien con su enorme corazón. ''Hicimos una 'vaca' entre los dos y compramos tenis para los niños de Lérida que resultaron damnificados por el desastre de Armero'', recuerda Jorge Luis Bernal. Además Torres constantemente hace donaciones al comedor comunitario de la comuna 11 de Ibagué.

Independiente Medellín, 1990. Hernán Torres portero titular.

Hernán Torres nunca abandonó el fútbol, tanto así que montó un almacén de artículos deportivos llamado El Golero en los últimos días de su carrera como guardameta profesional. Sin embargo no le fue fácil ser comerciante. No fiaba nada. Su retiro como profesional de las canchas fue en 1998.

Hernán Torres, éxito asegurado desde el banquillo

Hernán Torres confesó que nunca buscó ser técnico. Su único objetivo era ser un gran entrenador de arqueros en Colombia. Sin embargo, casi de casualidad, como su debut siendo portero, se dio su llegada a la dirección técnica. El tolimense con el tiempo aprendió a amar y respetar esta profesión que tanto éxito le ha dado.

En el año 2000 inicia como entrenador de arqueros del Deportes Tolima, allí empezó su carrera como técnico. Siete años más tarde, Hernán Torres se encarga del equipo. Pero antes fue asistente técnico de Miguel Augusto el 'Nano' Prince, su gran maestro.

Por tres años Hernán Torres acompañó en la asistencia técnica a Miguel Prince, su amigo y mentor. Estuvieron juntos en el banquillo de Millonarios, Pasto y Tolima. Todo lo que ha aprendido Hernán se lo debe en gran parte a Prince, e incluso lo aplica hoy en día.''Vas a ser técnico'', le repetía Prince a Hernán. Y así fue.

''La lealtad y el profesionalismo son dos cosas que siempre nos han distinguido y por eso somos como hermanos'': Miguel Augusto Prince, refiriéndose a Hernán Torres. Eso hace el fútbol.

Hernán Torres fue subcampeón con el Tolima en 2010.

Bajo la dirección técnica del Tolima alcanzó el subcampeonato en el 2010 y tuvo una excelente participación en torneos continentales. Sin embargo al año siguiente renuncia. En 2012 vuelve a dirigir, esta vez al Itagüí (ahora llamado Águilas Pereira), donde tiene un desempeño sobresaliente clasificando a los cuadrangulares finales. Tecnicazo.

Millonarios adquiere los servicios de Hernán Torres para el segundo semestre del 2012. ''¿Qué técnico no quiere ser campeón? Yo quiero serlo este semestre con Millonarios. A eso vengo'', dijo en la rueda de prensa de su presentación. Y rompió la sequía de 24 años. Torres levantó su primer título como DT, y vaya título, nada menos que la estrella 14 de Millonarios.

Hernán Torres levantando su primer título como DT.

Fama de malgeniado tiene Hernán Torres Y sí, tal vez serio, cuando tiene que serlo, pero no malgeniado. Su disciplina a veces la confunden. Torres es un DT muy exigente, temperamentel, y por eso la fama. Dialoga con sus jugadores, les brinda confianza y en ocasiones les da permisos. Eso sí, las concentraciones y la intimidad en el bus y camerino es sagrada. Eso no se toca.

En diciembre del 2013 despiden a Hernán Torres de Millonarios, increíblemente. Sin embargo vive agradecido con el club y no puede negar el cariño que le tiene. Tanto que lloró el último partido que dirigió al equipo bogotano.

En febrero del 2014 llega Hernán Torres al DIM, su cuarto club como DT. En el primer semestre no logra clasificar a los cuadrangulares finales. Sin embargo en el segundo sí, y además clasifica a la gran final. Santa Fe, su rival.

Así, y luego de repasar la exitosa carrera de Hernán Torres en el fútbol, nos remontamos al presente. Independiente Medellín en una nueva final del Fútbol Profesional Colombiano de la mano de un gran DT y una mejor persona. Torres tiene soñando al DIM con una nueva estrella. ¿El secreto? Dedicación, trabajo, humildad y amor a la profesión. Ese es Hernán Torres, serio y como quieran, pero visionario y exitoso como pocos. Hace bien las cosas. Y de qué manera.

Pero no podemos olvidar a su compañero, su amigo y su complemento. Dario Sierra, hablo de él. El 'Chusco' ha estado al lado de Hernán Torres, como asistente técnico, desde que el tolimense dirigió a Itagüí. ''Yo soy el que a veces se pone serio, 'Chusco' es el que molesta. Él es un complemento conmigo'', dijo Hernán.

Hernán Torres y su complemento, Dario el 'Chusco' Sierra.


VAVEL Logo