Un aguerrido Pasto derrotó a un desdibujado Nacional

El primer tiempo se caracterizó por el juego ofensivo de ambos equipos. Aunque Atlético Nacional controló más la posesión del balón, el Deportivo Pasto fue muy vertical, su circulación de balón en el centro del campo fue casi nula; cada vez que el local tenía la pelota sus laterales y carrileros se proyectaban para lograr explotar su mayor arma en materia ofensiva, el contraataque.

El primer gol del encuentro fue para el equipo pastuso -quien no había marcado ningún gol en lo que iba de la Liga-. Al minuto 15, Nacional cobró un tiro de esquina que había sido provocado por un remate de Daniel Bocanegra que encontró bien parado al arquero Rodrigo Odriozola. El cobro del tiro de esquina no fue eficaz; provocó un contraataque para el pasto, los dos delanteros del equipo local comandaron el ataque. Juan Arizala se encontró mano a mano con el arquero debutante de Nacional, Camilo Vargas. Remató, pero Vargas se interpuso dando un rebote que aprovecho el volante colombo-venezolano Marlon Fernández, quien dio el empujón final al balón que se metió al fondo del arco ´verdolaga`.

La esencia de juego del equipo dirigido por Juan Carlos Osorio, es el atacar por los costados del campo utilizando a sus dos extremos, y en este partido no sería la excepción. Jonathan Copete y Orlando Berrio fueron las válvulas de escape del ataque del conjunto verdolaga. Fueron los jugadores más influyentes en el equipo antioqueño. Precisamente fue Copete quien cinco minutos después del gol del Pasto, le dio el empate a Nacional, con un remate desde fuera del área que sorprendió al golero Odriozola.

La intromisión de un perro en el gramado del estadio Departamental Libertad, fue lo único que enfrió el constante ataque de los dos conjuntos. Al minuto 29 el partido fue parado mientras sacaban del césped al animal. Los 7 minutos añadidos en la primera etapa por parte del árbitro Wilson Lamoroux tuvieron muco que ver con la curiosa invasión canina.

La segunda mitad comenzó con menos dinámica y opciones de gol. Nacional con el dominio del balón, pero sin mucha profundidad y eficacia; y el Pasto esperando espacios para generar algún contraataque que lo acercara al gol.

Al minuto 60 de juego se generó la primera jugada de gol del segundo tiempo, Michael Rangel soltó un disparo muy potente de larga distancia que se fue un poco alto del arco defendido por Odriozola. Nacional mantuvo el dominio del balón pero no las opciones de gol.

El equipo nariñense siguió apostándole a su mayor arma letal, el contraataque. En un par de oportunidades  el delantero Jorge Ramírez inquieto y exigió al arquero bogotano Camilo Vargas.

En el transcurso del segundo tiempo los dos entrenadores ensayaron algunos recambios con la intención de llevarse los tres puntos en juego. Para comenzar el segundo tiempo el profesor Óscar Héctor Quintabani ingreso al defensor Omar Mancilla, y fue este quien aprovechó al minuto 79 un garrafal error de Camilo Vargas que soltó la pelota luego de un tiro libre cobrado en contra de su pórtico para convertir el segundo y definitivo gol para el equipo nariñense.

El rendimiento individual de algunos jugadores del conjunto antioqueño no fue bueno. Los debutantes Michael Rangel y Camilo Vargas no influyeron positivamente en el resultado. Harrison Otálvaro pasó inadvertido especialmente en el segundo tiempo, y el defensor Alexis Enríquez no tuvo un buen partido, se le notó lento e impreciso, y finalmente al minuto 90 se fue expulsado por doble amonestación.

Así pues, el Deportivo Pasto repitió el resultado de su última victoria en condición de local frente al `verde antioqueño´, fue 2-1, el 15 de octubre de 2014; y de pasó consiguió su primera victoria en lo que va de la Liga Águila 2015-l.

En su siguiente partido el Pasto visitará a Uniautónoma con el objetivo de ratificar su triunfo frente al ´Rey de Copas´. Mientras que Atlético Nacional recibirá a Patriotas en el estadio Atanasio Girardot.

VAVEL Logo