Millonarios prefirió definir la clasificación en casa
Foto: millonarios.com.co

Millonarios en el Parque Estadio Sur de Envigado pareció cumplir el viejo adagio que reza si no se puede ganar lo mejor es no perder al empatar sin goles. El equipo de Ricardo Lunari fue superior al líder de campeonato y más aún en condición de visitante, con una solidez defensiva no mostrada en ninguno de los anteriores partidos del campeonato, curiosamente con una pareja de centrales poco habitual, que ya hace una semana había actuado junta en Montería, con Andrés Cadavid y Gabriel Díaz, que parecieron haber estado jugando juntos hace varias temporadas.

Por las bandas Déiver Machado y Lewis Ochoa tuvieron mano a manos muy interesantes contra sus similares envigadeños, donde el juego fuerte de los locales, consentido por el árbitro Juan Carlos Gamarra, impidió ataques aún más certeros de los visitantes, pero así, los anticipos estuvieron al orden del día, impidiendo que Envigado utilizara su arma principal: la velocidad de sus atacantes, ayudando a que Nicolás Vikonis a su vez tuviera menor protagonismo que en anteriores encuentros.

En el medio campo, el técnico de Envigado, Juan Carlos Sánchez, tomó nota de la mayor fortaleza de los azules, que una vez mas jugaron con uniforme alterno sin razón aparente. Las marcas personales superaron a Federico Insúa y David Silva, quienes pasaron desapercibidos, provocando que a los delanteros no les llegara el balón de manera clara.

Foto: millonarios.com.co

El contraste en mitad de cancha fueron Rafael Robayo y Sergio Villarreal, constituyendo la segunda mejor sociedad en Millonarios, con rapidez en el quite del balón y efectividad en los pases. La mezcla ideal entre juventud y experiencia que se espera al promover a los canteranos en especial.

Jhonathan Agudelo tuvo su partido más discreto en el campeonato, víctima de la marca férrea de sus marcadores, dejando a Fernando Uribe como el delantero más incisivo en ataque, pero la falta de definición del pereirano fue el factor decisivo para que los azules no lograran los tres puntos, a pesar del gol que le fue mal anulado por la terna arbitral en un fuera de lugar inexistente, perjudicando claramente los intereses de Millonarios en sus aspiraciones por clasificar.

Los cambios no entraron con ritmo y ni Mayer Candelo o Maximiliano Núñez estuvieron a la altura de la intensidad del partido que exigía otro tipo de aporte. En los últimos 15 minutos de partido, el equipo se replegó un poco y espero más en campo propio acusando el desgaste de un compromiso intenso y al no parecer llegar a los tres puntos, uno sirvió en esta recta final donde Millonarios cerrará en la condición que más le favoreció en esta Liga Águila 2015-I, de local, logrando 20 de los 24 puntos que ha disputado hasta el momento en el Campín y donde el próximo encuentro lo tendrá el jueves 30 de abril a las 20:00 horas frente a Expreso Rojo por Copa Águila mientras que por Liga la fecha 18 tendrá lugar el domingo 3 de mayo a las 17:00 horas, en una de las rivalidades más enconadas del fútbol colombiano, recibiendo a Atlético Nacional.

VAVEL Logo