Santa Fe - Millonarios: el clásico de todos los tiempos
Foto: colprensa

El nacimiento del fútbol profesional colombiano con su rentado local trajo consigo una rivalidad, un encuentro especial, un partido que se ha disputado sin interrupción todos los años en la primera división, Millonarios contra Independiente Santa Fe, convirtiendo al azul y el rojo en los colores de la pasión que divide el amor futbolero de Bogotá, con el Nemesio Camacho El Campín como principal testigo de las gestas de ambas escuadras.

Como en tantas otras ocasiones, el clásico número 281 por campeonato local, será definitorio, con ambas instituciones obligadas a ganar para no depender de otro resultado y clasificar a los play-offs, ocupando Millonarios la séptima colocación con 31 puntos, en tanto que Santa Fe con las mismas unidades que el azul, le gana la posición por gol diferencia ubicándose sexto en la tabla de posiciones de la Liga Águila 2015- I.

Orígenes

El año de 1948 marcó el inicio del campeonato de fútbol profesional en Colombia, desencadenando a la vez la denominada época de "El Dorado" por las grandes figuras venidas de otros países, principalmente de Argentina por la huelga de jugadores de aquel país. Millonarios y Santa Fe se enfrentaron por primera vez en el profesionalismo el 19 de septiembre de aquel año, con triunfo cardenal por 5-3, dando un golpe de autoridad ante los favoritos al título y aumentando la sorpresa llevándose la primera estrella.

Las grandes figuras azules tuvieron que esperar hasta el 16 de octubre de 1949 para llevarse el primer triunfo ante el vigente campeón con un contundente 6-3 favorable a Millonarios. Goles autoría de Di Stéfano con una tripleta, Adolfo Pedernera, Ismael Soria y Alcides Aguilera. Comenzó a ser tendencia el hecho de que el ganador del clásico se llevara el campeonato, con el embajador ganando su primera estrella ese diciembre.

Las goleadas de la década del 50

Las mayores goleadas azules se dieron al inicio de la década del 50, en la cual le llevaba una relativa ventaja a las demás escuadras por la nómina que poseía, siendo denominado el mejor equipo del mundo después de los triunfos ante el Real Madrid en la pequeña copa del mundo de clubes y obteniendo los campeonatos locales de 1951, 1952 y 1953

Primero fue el 29 de junio de 1952 con un contundente Millonarios 6-0 Santa Fe, goles de Di Stéfano, Mourin, Báez y Pedernera quien logró el primer tanto olímpico de los clásicos. La dosis se repitió el 29 de agosto de 1954, en un nuevo 6-0 para los azules con anotaciones de Contreras, Deibe, Guzmán y Ávila por triplicado.

Se reafirmó hacia el final de la década la estadística de que Millonarios ganaba el campeonato después de que lo hiciera Santa Fe, cuando estos últimos lograron su segundo título en 1958, proseguido por la quinta estrella de los azules en 1959.

"El Dorado" bogotano de los 60

La década abrió con la tercera estrella de Santa Fe en 1960, seguida por cuatro estrellas consecutivas de Millonarios entre 1961 y 1964, récord de campeonatos consecutivos en aquella época, concluyendo la hegemonía del fútbol capitalino en 1966 con la tercera consagración de los rojos. Fueron 6 estrellas de las 10 que se disputaron en aquella década ganadas por las instituciones capitalinas.

Lo más destacado del derbi en la década ganada, fue la racha de triunfos consecutivos de Millonarios sobre su eterno rival. Fueron 6 exactamente entre 1968 y 1969, racha que se repitió en la década siguiente y que constituyen récord en el clásico hasta el día de hoy.

Las leyendas de los 70

Si bien ambos equipos gozaron siempre con el privilegio de contar entre sus filas con grandes figuras, en los 70´s surgieron futbolistas identificados con cada una de sus divisas desde la cantera, como lo fueron Willington Ortiz, Alejandro Brand o Jaime Morón en Millonarios, mientras que Ernesto Díaz y Alfonso Cañón entre otros, iniciaron su carrera en aquella época para ser leyendas santafereñas recordadas hasta el día de hoy.

Willington Ortiz y Ernesto Díaz

La décima estrella en el cielo embajador llegó en 1972, entre ese año y 1973 se repitió la racha de 6 triunfos azules consecutivos en el clásico. Para 1975 Santa Fe dio su sexta vuelta olímpica, la última por bastante tiempo.

Llegaría el recordado 1978, año que marcó un hito histórico en la disputa del clásico, cuando después de una reñida temporada, el once de diciembre, tanto embajadores como cardenales llegaron al Campín con posibilidad de título. Millonarios ya había ganado 1-0 el primer clásico del cuadrangular, que compartía además con Nacional y Cali.

En un estadio de la 57 abarrotado, Millonarios venció 3-1 a Santa Fe con goles de Juan José Irigoyen, Morón y Ortiz para alzarse con la estrella número once frente a su eterno rival de patio.

Finalmente y como anecdotario, un argentino inscribió su nombre para la posteridad en el derbi capitalino, Miguel Ángel Converti, quién con 14 goles para Millonarios y 1 posteriormente para Santa Fe en 1981, se convirtió en uno de los dos máximos goleadores del clásico en la historia.

Los ostentosos 80's

Millonarios a pesar de conformar grandes nóminas en el primer lustro de la década, entre las cuales figuraron jugadores de la talla como Juan Gilberto Funes, Pedro Vivalda, José Daniel Van Tuyne o Alejandro Barberón por nombrar algunos, no consiguió títulos. Situación similar era la de Santa Fe que ya padecía de una importante escasez de estrellas aumentando el inconformismo de sus hinchas.

La supremacía embajadora en esta década fue contundente, donde los cardenales tuvieron la racha más larga en contra, sin poder obtener victorias en el clásico entre 1984 y 1988.

Para destacar también está la goleada en 1984, Millonarios 5 - 0 Santa Fe, con goles de una leyenda naciente, Arnoldo Iguarán en dos oportunidades, Nolberto Molina y Silvano Espíndola, más un autogol que cerro el score.

Mario Vanemerak y Freddy Rincon

Concluyendo esta etapa vinieron las estrellas 12 y 13 en 1987 y 1988 respectivamente, nadie espero que fueran las últimas consagraciones en las próximas dos décadas para Millonarios.

Los 90´s sin títulos pero con mayor rivalidad

La escasez de títulos en la década no fue excusa para que el clásico aumentara en rivalidad y por el contrario fenómenos como el de la organización de las barras en cada bando, agregó un colorido espectáculo a las tribunas del inquebrantable estadio El Campín.

Muy temprano en 1992, Santa Fe tuvo la anhelada revancha de las goleadas en años anteriores, con el legendario 7-3 sobre Millonarios, en una delantera que se destacaba con Adolfo "El Tren" Valencia y Daniel Tílger, quien posteriormente terminando la década cambiaría al color azul.

En contraposición con los períodos previos, este lapso de tiempo fue el primero donde Santa Fe tuvo más victorias que Millonarios en el clásico, con 14 triunfos, frente a 12 de los azules a lo largo de estos 10 años.

Un nuevo milenio con crisis

Finalmente llego el año 2000, una década que al contrario de recuperar la gloria perdida, en ambos bandos se continuo con el saldo en blanco en sus vitrinas sin estrella alguna y aun más grave, la fuerte crisis económica hizo tambalear a Millonarios entre el ostracismo y la desaparición de la cual resurgió en gran parte gracias a su hinchada que continuó con la tendencia de acompañar a su equipo en gran número.

La violencia de las barras produjo que en el 2005 se jugara por primera vez en la historia un clásico sin hinchas en las tribunas, medidas que causó eco por innovadora en el país e incentivas una reducción de los brotes violentos por aquellos años en los alrededores del mayor escenario deportivo de los capitalinos.