Once Caldas está envuelto por un torrente de victoria
Foto: Colprensa

Once Caldas volvió a triunfar, esta vez de visitante en un Palmaseca que quedó atónito frente a su efectividad.

A tan solo dos minutos de juego, tras un tiro de esquina de Johan Arango, Lopera, libre de marca, logra embocar de cabeza el esférico al fondo de la red del arquero Hernández que ante su ubicación no puede hacer nada para impedir el tanto.

En un contundente inicio, el 'blanco' volvió a sorprender, esta vez por parte de Fredy Salazar, que recibió la pelota desde un tiro libre de mitad de cancha lanzado por Arango. Salazar no perdió de vista el balón, que a su llegada lo controlo con su pierna derecha y ante una mal parada defensa del Cali, dispara al arco y logra ampliar la segunda ventaja en el marcador.

El Cali por su parte no logró generar juego colectivo en el medio campo y tuvo pocas opciones claras. Ante esto, el ‘Pecoso’ decidió desarmar la línea de contención de tres, sacando del campo de juego al jugador Cabezas, a quien sustituyo por Andrés Roa que le dio más movilidad al equipo. Los ‘azucareros’ despertaron y empezaron a generar ofensiva, tanto así que Santos Borré logro intimidar con una chilena que para su infortunio salió desviada.

La persistencia del local daría resultado sobre el final del primer tiempo. En un tiro libre ejecutado por Lucumi, Johan Arango comete una falta innecesaria, propinándole un empujón en el área por la espalda a Helibelton Palacios, a lo que el central sanciona el tiro penal, que no desaprovecho Harold Preciado para descontar y darle la ilusión a un equipo y una afición que necesitaba el triunfo para clasificarse.

En el segundo tiempo las cosas quedaron definidas a favor del Once Caldas, que aunque al inicio se vio un poco encerrado, en una salida desde su pórtico aprovecho y amplió la cuenta con Arango, que se fue con toda sobre la banda del sector izquierdo y definió contundente frente a Hernández, que intento, pero no pudo frenar el balón. Pero la noche del guardameta del Cali sería aún más negra, pues a los dos minutos de esa jugada, cometió una falta barriendo en el área a Fredy Salazar, dándole la oportunidad al Caldas de liquidar el encuentro por la vía del punto penal. Johan Arango volvió a ser su verdugo y con potencia marcó el cuarto gol del encuentro, dejando sin nada más que hacer al local.

Con esta goleada, el conjunto de Torrente siguió demostrando su buen momento y quedó definitivamente clasificado en los ‘play-offs’, ubicándose con 34 puntos en la segunda posición de la tabla. Deportivo Cali por su parte, no pudo asegurarse y tendrá que ir a buscar su clasificación a Neiva contra el Huila en la última fecha.

Resumen del partido

VAVEL Logo