Toni Kroos resucita a la Selección alemana

Sin ser el equipo sólido y contundente en la cancha, los dirigidos por Joachim Löw, de la mano del jugador del Real Madrid, derrotaron 2-1 a Suecia y siguen con vida en Rusia.

Toni Kroos resucita a la Selección alemana
Foto: FIFA
Alemania
2 1
Suecia

El Mundial de Rusia 2018 ha traído muchas emociones, y el drama no ha faltado en muchos de los juegos disputados hasta el momento. Ante la Selección de Suecia y en un agónico final, la Selección de Alemania logró quedarse con una victoria necesitada para resucitar en el certamen luego de su caída ante su similar de México en la primera fecha.

El partido inició con el control del balón por parte de los actuales campeones del mundo, pero eso duró un poco más de los diez minutos, tiempo en el que pusieron condiciones en la cancha, pero les faltó mayor eficacia para definir las opciones que crearon en el arco sueco, defendido por Robin Olsen. Después de la arremetida alemana en los primeros minutos del partido, el rival reaccionó y piso en marcha una estrategia inteligente, dejó que lo atacaran, compactó el equipo, cerró los espacios y contraatacó de manera rápida, con la conducción de Forsberg, quien, pese a no tener un partido brillante, creó ideas. 

Marcus Berg, solitario en el ataque, sacudió al equipo sueco en el minuto 12 del primer tiempo, tras una equivocación en el medio campo alemán, pero Manuel Neuer respondió bien en el momento de la definición de delantero rival. Suecia consiguió un objetivo del cual sacó rédito, le bajó el ritmo al partido y ganó confianza para pasar al ataque. La revancha llegó para Berg, robó un balón mal entregado por parte de Toni Kroos, se lo pasó a Claesson, jugador que asistió de manera magistral a Toivonen, quien definió por encima del arquero del Bayern Múnich para poner el 1-0 en el minuto 32 que dejaba momentáneamente eliminada a la selección germana. En los últimos cinco minutos del primer tiempo, Alemania lo intentó con İlkay Gündoğan y Jerome Boateng, pero el empate no se hizo presente. Berg con un cabezazo tuvo la oportunidad de ampliar el marcador, pero Neuer volvió a impedir que aumentara el marcador.

Para el segundo tiempo, Joachim Löw empezó a quemar sus cartuchos. Dejó en el banco a Julian Draxler y le dio paso a otro delantero: Mario Gómez. El peso ofensivo, en cuanto a lo numérico, con el que salieron  los alemanes en la segunda etapa surtió efecto, pues apenas en el minuto 48, Marco Reus empataría el marcador, tras un desborde de Timo Werner, que mandó el pase que se cruzó por toda el área grande y le quedó a la figura del Borussia Dortmund, que no dudó en rematar. Las cosas se pusieron cuesta arriba para los alemanes, que se quedaron con diez jugadores en el minuto 82 luego de que Jerome Boateng fuese expulsado al ver la segunda amarilla, tras una falta sobre Berg. El drama se apoderó del partido, y los cinco minutos adicionados no sólo aumentó en expectativas. Fue justamente en ese último minuto de reposición que llegó la victoria alemana. En un tiro libre concedido fuera del área, Kroos tocó en corto para Reus, que la paró dejándosela servida al crack del Real Madrid, que sacó un remate con mucha calidad que tomó una curva precisa para vencer el predio de Olsen y poner el 2-1 definitivo a falta de 30 segundos para el pitazo final.

Con esta victoria, Alemania resucitó en el grupo F. A pesar de que México tiene seis puntos,  tanto ellos como los mismos mexicanos,  suecos y surcoreanos se disputarán las dos plazas clasificatorias en la última jornada. Los de Joachim Löw enfrentarán a una casi eliminada Corea del Sur, que tendrán que recurrir a un milagro para clasificar a octavos de final.