Análisis VAVEL, América de Cali 2018-II: Carlos Bejarano
Fotomontaje: VAVEL Colombia

Análisis VAVEL, América de Cali 2018-II: Carlos Bejarano

La Liga Águila 2018-II ha finalizado, y en VAVEL tenemos un recuento del rendimiento de cada jugador del conjunto 'escarlata'. En esta ocasión se trata del guardameta de 33 años nacido en Quibdó.

jsam97
Juan Sebastian Areiza Montoya

Este segundo semestre redondeó lo que fue un año turbulento para la institución caleña. Con un cambio de entrenador en medio, y sin la clasificación a los playoffs, el equipo americano sufrió varios altibajos. Carlos Bejarano, uno de los referentes del plantel, no se escapa de las buenas y malas actuaciones.

El ex Independiente Medellín llegó al América en 2015 y desde entonces es el dueño de la número 1. A sus 33 años sigue siendo el más elegido para defender la portería escarlata ya que de los 21 partidos que afrontó el cuadro escarlata en este segundo semestre, Bejarano jugó 12; 5 más que Neto Volpi, su máxima competencia en el plantel.

Carlos inició esta segunda mitad del año en el banco de suplentes debido a que, entre otras cosas, Volpi fue uno de los primeros fichajes en el último mercado de traspasos. El  brasileño llegó para ser arquero titular en el equipo de, en ese entonces, Pedro Felício Santos. Recién en la octava fecha, Bejarano volvió al once inicial ya con Fernando Castro como entrenador, y desde entonces, se mantuvo como la primera opción en el arco.

En estos 12 partidos que disputó, recibió 13 goles y una tarjeta amarilla; ésta debido a un penal cometido a causa de una falta sobre un delantero de Once Caldas, cuando intentaba salir a achicarle el ángulo de remate. Por otro lado, con Carlos Bejarano en cancha, América ganó 5 encuentros, empató 4 y perdió 3. Antes, cuando Neto Volpi era el titular, el conjunto escarlata  solo triunfó en una ocasión y, empató y perdió 3 veces.

En general, Bejarano no fue la figura del equipo en estos 6 meses, pero tampoco fue el responsable de los altibajos del equipo y los pobres resultados en la tabla. Aunque la institución buscó un reemplazante para él, Carlos finalmente le ganó el pulso a Volpi y se quedó con la titularidad.

Nunca fue ese arquero de atajadas imposibles que de vez en cuando puede definir partidos. Además, tuvo flojos rendimientos, sobretodo, contra Equidad y Medellín. Una de sus principales falencias fue la incapacidad de contener disparos en un tiempo y, por lo tanto, otorgar rebotes en el área chica a los delanteros rivales.

Aunque en algún momento, surgieron especulaciones de la salida de Bejarano del club, por ahora, el guardameta de 33 años seguirá en el cuadro escarlata buscando resurgir y darle dos manos de seguridad al América para el próximo año.

VAVEL Logo