Independiente Medellín en Copa Libertadores: una historia de sueños, lágrimas y sonrisas
El 11 del DIM antes del compromiso con Boca por la Copa Libertadores en la que culminó tercero | Fotografía: Pinterest

Independiente Medellín en Copa Libertadores: una historia de sueños, lágrimas y sonrisas

El Deportivo Independiente Medellín comenzará mañana su octava participación en la Copa Libertadores de América, un torneo agridulce para el Poderoso pero que siempre genera expectativas altas para la hinchada. La mejor presentación del Rojo fue en 2003 cuando llegó hasta la semifinal.

valop
Camilo López

A escasas 24 horas del debut del Deportivo Independiente Medellín en su octava Copa Libertadores ante Palestino de Chile, vuelven los recuerdos gloriosos de gestas memorables que no se coronaron con título, de actuaciones decepcionantes y equipos que pudieron dar más en el máximo torneo de clubes del continente.

El DIM es uno de los referentes de Colombia a nivel continental, participó de la primera Copa Libertadores en 1967 en la que terminó penúltimo del grupo 2, que compartió con Bolívar y 31 de Octubre de Bolivia, con Independiente Santa Fe y con los argentinos River Plate y Racing Club, estos últimos se adjudicarían a la postre el pasaje a la siguiente fase.

Pasarían 27 años para que el Rojo volviera a la Copa Libertadores, lo haría después del recordado subcampeonato de 1993, protagonizado por un gran equipo que se tomó en serio el torneo continental siendo primero del grupo 1 que compartió con Junior de Barranquilla, Olimpia y Cerro Porteño de Paraguay. En octavos de final el DIM venció a Universitario de Perú para luego caer con Junior en los cuartos de final.

Una Libertadores Mágica

Recordar es vivir mencionan los coloquios callejeros y para recordar al Medellín en una Copa Libertadores no se puede cerrar los ojos sin pensar en David González, 'Mao' Molina, en David Montoya, 'Choronta' Restrepo y Amaranto Perea entre otros. Esos ídolos rutilantes del Poderoso ganaron la tercera estrella para el equipo en diciembre del 2002, una estrella esperada por 45 años y en la que viajaron por la galaxia de los sueños libertadores.

El Rojo de la Montaña fue líder del grupo 7, superando en puntos al campeón Boca Juniors de Argentina y dejando en el camino al Barcelona ecuatoriano y al Colo Colo de Chile. En esa primera fase destacó la victoria frente al Xeneize en Medellín por uno a cero y el cuatro a dos como visitante frente al equipo Amarillo de Guayaquil.

El Poderoso dejó en octavos a Cerro Porteño en penales con la importante actuación del portero aún vigente David González; venció agónicamente en cuartos de final al Gremio de Porto alegre con el recordado gol de William Vásquez para caer en semifinales frente al Santos de Robinho, Diego, Elano entre otros que se convirtieron luego en figuras del fútbol mundial.

Ya para la Libertadores del 2005 el Decano del fútbol colombiano volvió a la zona 1, pero esta vez terminó liderando el grupo junto a Atlético Paranaense al cual goleó épicamente en Brasil para clasificarse por encima del América de Cali y Libertad de Paraguay. Finalmente ese equipo que prometía mucho con una gran nómina se fue en blanco cuando cayó en octavos de final frente a Banfield de Argentina.

El año 2009 el DIM llegó a la máxima copa del fútbol de clubes en América después de haber sido subcampeón de Colombia, eliminó en el repechaje a Peñarol de Uruguay tras una goleada histórica en el Atanasio Girardot, noche inspirada de un Jackson Martínez que vio como el equipo quedó eliminado en el último minuto en Uruguay frente a Defensor Sporting pese a los puntos importantes conseguidos tras haber vencido al líder del grupo Sao Paulo en el Atanasio y al empatarle en el estadio Morumbí.

Pero si hubo una Copa Libertadores decepcionante para el DIM fue la de 2010 ya que el equipo venía de ser campeón en un gran proceso liderado por Leonel Álvarez, pero que se marchitó pronto tras ser eliminado en fase de grupos en la que fue tercero del grupo uno que compartió con Corinthians de Brasil, Racing de Uruguay y Cerro Porteño de Paraguay.

En una extraña Copa Libertadores de 2017, Independiente Medellín volvería a quedar eliminado en zona de grupos destacándose la derrota por uno a tres en un Atanasio Girardot que parecía una piscina frente a River Plate y la victoria frente al mismo River en el Monumental del barrio Núñez. Los otros dos rivales fueron Melgar de Arequipa y Emelec de Ecuador que le ganó también al Poderoso en Medellín.

Sabores agridulces, sueños rojos y azules, derrotas imposibles de olvidar así como las grandes gestas resumen las siete anteriores participaciones del DIM en la Copa Libertadores de América, un torneo que marca el compás de la cuenta pendiente que tiene el Rojo en torneos internacionales.

Este año Medellín regresa al torneo continental con un buen equipo, con un proceso serio y con un goleador nato que apunta a batir récords, mañana cuando ruede la pelota en suelo chileno frente a Palestino a las 18:30 horas sabremos si el Decano tiene con qué emular las gestas del 2003 y si está preparado para enfrentar a los difíciles rivales que de ganarle a Palestino lo esperan en la segunda fase de los repechajes que dan un lugar en la zona de grupos.

VAVEL Logo