América de Cali no fue constante y por eso no está en la final
Foto: El País

América de Cali no fue constante y por eso no está en la final

Los 'diablos rojos' cerraron su participación en los cuadrangulares con una victoria ante Millonarios que sabe a poco. La irregularidad pesó más que los destellos de buen juego, y quedaron lejos de la definición del torneo.

jsam97
Juan Sebastian Areiza Montoya

El triunfo del América de Cali ante Millonarios en el Campín, puede confundir a muchos. El cuadro escarlata derrotó por 2 a 1 al equipo que más puntos hizo a lo largo de todo el campeonato, y en su propio terreno. Entonces, ¿por qué los diablos rojos no lideraron su grupo y clasificaron a la final de la Liga Aguila 2019-l? Los altibajos en los rendimientos de cada jugador y varios resultados sorpresivos, configuran la respuesta.

Con poco, Millonarios ganó en el Pascual

El inicio del grupo A de los cuadrangulares enfrentaron a escarlatas azules. En un partido cerrado y que parecía dominado a favor de los hombres dirigidos por Jersson Gonzáles, el marcador demostró lo contrario y en solo 2 ataques, Millonarios se llevó el triunfo con un 2 a 1.

A pesar de que América recibía al líder de la fase del todos contra todos, la expectativa  y el rendimiento previo del equipo, al menos auguraban un empate.

Derrota ante Pasto en la segunda fecha

Después de esa primera sorpresa, América debía visitar al Deportivo Pasto en Ipiales. Un equipo sólido en defensa y de transiciones rápidas que siempre incomodó a los diablos rojos. El rendimiento de los caleños decayó en comparación el encuentro anterior y se llevaron una derrota por 1 a 0.

Con dos caídas en las primeras dos fechas, varios jugadores fueron señalados por tener flojas actuaciones. Yesus Cabrera, Héctor Quiñones o Misael Riascos no estuvieron a la altura de las expectativas. Eso sumado a algunos cambios tácticos cuestionables de Jersson González, concretaron un inicio complicado en los cuadrangulares.

Contra Unión, volvió a subir el nivel

A lo largo de la campaña, América demostró ser un equipo práctico, que buscaba llegar al arco con pocos pases y que no tenía pudor por plantarse en su propio campo a defender. Sin embargo otra de las características más importantes de este once era el dinamismo y el esfuerzo físico que sus jugadores ofrecían. Precisamente, esta cualidad se volvió a ver en los dos partidos consecutivos ante Unión Magdalena, por la fecha 3 y 4.

América ganó en Santa Marta 2 a 0 y después en el Pascual 4 a 0. En esos triunfos, los diablos rojos recuperaron esa efectividad de la mano de su goleador Fernando Aristeguieta quien volvió a ser clave. Además Yesus Cabrera también regresó a su nivel y le dio fluidez al mediocampo.

El equipo defraudó en el Pascual ante Pasto

De nuevo, la irregularidad y la sorpresa se hicieron presentes. El conjunto escarlata perdió de manera impensada 3 a 0 contra los volcánicos en la fecha 5 y se quedó matemáticamente sin chances de alcanzar la final.

La defensa que se mostró sólida ante Unión Magdalena, esta vez hizo aguas frente al dinamismo y el talento individual de los delanteros tricolores. Nuevamente el equipo de Jersson González presentó bajo rendimiento y se llevó una merecida derrota en casa.

América recuperó tarde la efectividad

Como casi a lo largo de todo el cuadrangular, los diablos rojos volvieron a conseguir un resultado sorpresivo. En la última fecha y cuando Millonarios solo necesitaba un empate para clasificar a la final de la liga, los escarlatas le aguaron la fiesta y lo derrotaron en el Campín con un 2 a 1. El equipo tuvo un aceptable rendimiento defensivo y demostró personalidad para complicarle el partido a Millonarios.

Al final, con dos pelotas paradas, uno de los puntos fuertes de este once, América cerró los cuadrangulares con 9 puntos producto de 3 victorias y 3 derrotas. Si, le ganó y eliminó a uno de los que eran favoritos al título, pero a causa de muchos altibajos del equipo, los diablos rojos se quedaron fuera de la pelea por el campeonato.

 

VAVEL Logo