Andrés Ricaurte, la figura del Medellín que sonríe de nuevo
Foto: AS Colombia

"El que ríe de último ríe mejor", es un refrán popular que hoy por hoy firma Andrés Ricaurte con Independiente Medellín. El volante nacido en la capital antioqueña superó con holgura las críticas dándose a sí mismo y a la hinchada del DIM su mejor versión en el repunte de las últimas fechas que por poco le alcanza para colarse en las finales de la Liga cuando todos lo daban por muerto.

El semestre comenzó muy bien para el cuadro rojo y en esas idas y venidas que tiene el fútbol Andrés Ricaurte y el fútbol de Independiente Medellín decrecieron, la derrota en Cali frente a los Azucareros fue el inicio de una debacle, que sumada al triste primer semestre desató la furia de la afición poderosa que tras las derrotas por goleada en los clásicos además de otros puntos perdidos en los últimos minutos, la emprendió con varios jugadores del DIM.

Uno de ellos fue Andrés Ricaurte, el talentoso volante de perfil zurdo, nacido en las Águilas Doradas, formado en Leones y madurado en el Huila antes de llegar al DIM en diciembre de 2017 en donde se ganó el cariño de la afición rápidamente.

El número '10' vio su peor momento en la institución paisa cuando, pese a no negar una gota de sudor, había dejado de ser el manejador de juego que otrora encantaba a los hinchas, quienes ahora le dirigían ahora parte de la culpa por el nivel general del equipo, incluso en un hecho sin precedentes, en medio de la vuelta de los cuartos de final de la Copa frente al Once Caldas le sacaron una nevera como símbolo de un remoquete o apodo tradicional del fútbol sudamericano de "pecho frío", usado para describir a los jugadores que muestran pereza o falta de actitud en la cancha.

Más allá de quien estuvo de acuerdo o no, Ricaurte se tornó medido y con decencia en estado puro, incluso en alguna ocasión dijo "para pelear se necesitan dos, ¿para qué va a seguir uno en esa disputa?". Y así, con la "prudencia que hacen verdaderos sabios" el '10' del poderoso dribló las críticas y se volvió a poner en las buenas palabras que salen de la tribuna, llevando, con su fútbol y la adaptación al sistema de Aldo Bobadilla, al cuadro rojo a una épica remontada que por poco termina por clasificarlo a las finales.

Lo cierto es que 'El Flaco', con el pasar de los días y sin ningún gesto, rencor o queja contra la afición levantó su nivel y se hizo una de las figuras del Medellín en las últimas cinco fechas de liga y en instancias finales de copa, consiguiendo algunas asistencias y goles importantes para su equipo.

El pasado martes en el encuentro que ratificó la eliminación del poderoso en la Liga Ricaurte fue importante en la estructura ofensiva del DIM, generando juego, asociándose con Quiñónes, Cano y Arregui para gestionar la parcial victoria que acercaba al Medellín a los octogonales finales.

Ya cuando el partido se tornó duro por el empate del Tolima, el ex Huila ofreció gran ayuda en recuperación de balón debido a la necesidad de tener rápido la pelota para poder atacar; además estrelló un balón en el palo y dio pases claros que le dieron profundidad al equipo y que al final no bastaron para obtener el merecido triunfo.

Andrés Ricaurte, la nevera de cabeza fría y mucho carácter

Andrés Ricaurte dio de qué hablar más que por su fútbol. El pasado jueves, se disfrazó de nevera en el marco del Halloween, su foto acompañado de Leonardo Castro vestido de 'Joker' se volvió viral y mostró la forma irónica la fortaleza mental, el carácter y la jocosidad para tomar las críticas que posee el jugador, quien manifestó al respecto que "En el fútbol como en la vida hay críticas, hay halagos que no te pueden sacar de tus cabales, de lo que haces día a día, solamente es tomar las críticas a tu favor y tratar de revertirlas".

Así es como Andrés Ricaurte, quien ya había llamado la atención de la opinión pública madrugando a presentar las pruebas ECAES de la educación superior de Colombia tras haber ganado un clásico sabatino en el segundo semestre de 2018, volvió a sonreír y lo hizo de último, como hacen los mejores, con paciencia y perseverancia, retornó a su mejor nivel y luego se burló de lo negativo, ganándose, incluso fuera de la cancha, el cariño y las sonrisas de los hinchas del Deportivo Independiente Medellín que ya prepara las finales de ida y vuelta frente al Deportivo Cali por Copa Aguila, intentando salvar el año de la mano de su revitalizado número '10'.

VAVEL Logo