Independiente Medellín, un campeón invicto de la Copa Colombia
Foto: Juan A. Restrepo (VAVEL)

El poderoso se coronó campeón de la Copa Aguila y le salvó el año que era prácticamente para el olvido por parte de sus seguidores, porque además de que se lleva una copa más a sus vitrinas, esto le da la posibilidad de disputar la Copa Libertadores 2020 desde las fases previas a los grupos.

Los dirigidos por Aldo Bobadilla empezaron su recorrido contra Millonarios en los octavos de final comenzando en la ciudad de Medellín, allí el equipo rojo se impondría 2 tanto a 1 sobre los azules con goles del siempre Germán Cano y Andrés Cadavid. El segundo se jugaría en Bogotá y terminaría empatado a dos goles, allí Cano repetiría esta vez con doblete.

Pasaría el rojo a los cuartos de final en donde se encontraría con Once Caldas, iniciando en Manizales. Allí el rojo ganaría agónicamente sobre el final 3 tanto a 2 con goles del juvenil Yesid Diaz, Adrián Arregui y el de siempre, Germán Cano, en la última jugada del compromiso. En la vuelta el rojo volvería a sumar de a tres esta vez con marcado mínimo de 1-0 con gol sobre el final de Jonathan Marulanda en lo que fue el debut de Aldo Bobadilla como DT del rojo. Este gol sería fundamental para definir la localía del rojo en los partidos que se venían por copa.

En semifinales se mediría ante el Deportivo Pasto, iniciaría la serie en la ciudad volcánica y allí el rojo sacaría ventaja de dos goles por uno con goles de Adrián Arregui y Andrés Ricaurte. En la vuelta se volvería a imponer el cuadro rojo, esta vez tres tantos sobre dos, con goles de Deinner Quiñones, Jesús Murillo y Carlos Henao en propia puerta.

Finalmente disputaría la gran final contra el Deportivo Cali, iniciando en el estadio de Palmaseca, allí empatarían a dos goles con tantos de Didier Moreno y Germán Cano de penal. En la vuelta el rojo sería muy superior al azucarero y le ganaría dos tantos por uno con goles de Adrián Arregui y Germán Cano nuevamente para coronarse campeón del torneo.

Así pues, el DIM tuvo además del título, al goleador del torneo y esta racha invicta, lo cual le dan los méritos suficientes por todo el trabajo que realizó en las fases definitivas de la misma, empezando con el proceso de Alexis Mendoza y finalizando con la gran labor de Aldo Bobadilla que le daría un plus más al equipo. Sin duda alguna el argumento más fuerte que le dio este rótulo al Medellín fue el ataque, en todos los partidos marcaba gol y no solamente uno, sino que a veces hasta dos o tres. Y es que sin duda alguna tener al goleador máximo de Colombia en las filas es una garantía absoluta de gol por partido.

Sin embargo, la gran falencia y que siempre se ha visto identificado en este equipo fue la defensa, ya que casi siempre le vulneraron la portería. En la única ocasión que no le marcaron fue cuando enfrentó al Once Caldas en su estadio y ganaría un tanto por cero.

Así pues el rojo terminaría esta competición con 17 tantos anotados y 11 recibidos en ocho compromisos disputados. Con seis victorias y dos empates y el rotulo de invicto lo llevaron a gritar campeón en esta Copa Aguila edición 2019.

VAVEL Logo