Derrota y eliminación, el oscuro panorama del DIM 
Foto: @libertadores

El equipo de la capital antioqueña está pasando un muy mal momento en lo competitivo y a medida que pasan los juegos, sus presentaciones confirman que es un año para dejar en el olvido y cambiar radicalmente la metodología y planificación de su trabajo.

La hora del pitazo inicial se acercaba, los de Aldo Bobadilla saltaron al terreno de juego con un esquema muy defensivo y con algunos jugadores que causaron desazón en la hinchada por las decisiones del paraguayo. El reloj empezó a correr y a pesar de que el partido se comenzó a desarrollar de manera muy sosa, el conjunto argentino se adueñó de la tenencia del balón.

Muchos tiros de esquina, algunos tiros libres cerca del área y buenas actuaciones por parte del guardameta rojiazul fue la manera como se desarrolló la primera mitad del encuentro. Los jugadores del club Xeneize no se vieron en la obligación de hacer un alto desgaste físico y al ritmo que ellos dispusieron, sometieron al Equipo del Pueblo a jugar en terreno propio. Dos remates de Carlos Teves y Salvio, al minuto 12 y 17, respectivamente, fueron las opciones más claras de un primer tiempo con poca movilidad para ambos equipos.

Para la parte complementaria, Independiente Medellín salió con dos modificaciones, Edwin Mosquera y Carlos Monges, fueron la apuesta del entrenador para intentar cambiarle la cara a un Medellín que no lograba hilar tres o cuatro pases seguidos, por lo que nunca generó opciones de gol.

El marcador no variaba los ceros, el conjunto paisa no tenía ninguna estrategia colectiva y los jugadores que aportan dinamismo y rapidez no aparecieron, por el otro lado, se veía un Boca tranquilo, esperando a su rival y buscando salir en los momentos de más desorden táctico de su rival, jugando a espaldas de los zagueros y apostándole a los remates de larga distancia.

Al minuto 65' llegó la única aparición del cuadro rojo, Reina con un tiro libre que pasó por arriba del travesaño, estuvo cerca de aumentar para su equipo. Pero los dirigidos por Miguel Angel Russo seguían trabajando con calma y a pesar de no encontrar asociaciones entre figuras como Tevés y Pol Fernández, finalizando el encuentro y cuando todo parecía indicar que el derbi se iría en tablas, en un error por una devolución hacía atrás de Didier Delgado al minuto 88', Salvio no desaprovechó y la mandó al fondo de la red.

Así pues, Independiente Medellín sentenció su eliminación de la competencia internacional a falta de dos partidos por disputar, con cero puntos hasta el momento, el rojo paisa le dice adiós al torneo con una campaña para no recordar jamás. Por su lado, Boca Juniors quedó de líder con ocho unidades y sacando un empate en su próximo encuentro, tendría un pie en los octavos de final.

El próximo y penúltimo juego para el Poderoso será en condición de visitante ante Caracas el día miércoles 30 de septiembre a las 17:15 (Hora Colombia).

VAVEL Logo