Memoria ‘embajadora’: la ida de la superliga en 2018
Fotomontaje: VAVEL Colombia

El partido de ida de la Superliga entre Millonarios y Atlético Nacional en 2018, se jugó en la capital de Colombia, en donde solo un equipo salió a jugar como se debe una final. El clásico del FPC, esta vez se jugaría por un título. Así que este no era un partido normal. Millonarios propuso los 90, pero los dirigidos, en ese entonces, por el argentino, Jorge Almirón, se mostraron sólidos en defensa y sin ninguna intención de hacerle daño al local.

La primera parte fue todo del azul, pero lastimosamente a la hora de tomar las decisiones, los delanteros no estuvieron serenos para definir. En todo el primer tiempo, la única llegada de Nacional fue a través de Dayro Moreno, quien bajó el balón en el área, pero no pudo definir.

Sin duda alguna, la posición y control fue de Millonarios, pero en ningún momento la pudo transformar en opciones de gol. Casi terminando la primera parte, Ayron estrelló el balón el poste que hizo vibrar a los asistentes de El Campín.

La parte complementaria bajó su nivel e intensidad, debido a que los jugadores de Millos empezaron a sentar el desgaste físico del primer tiempo. El compromiso se tornó tosco y enredado.

La última jugada la tendría el canterano, Christian Huérfano, quien remató de borde externo y por poco se cola en el arco de Monetti. Millonarios no pudo ganar como local y tendría que definir todo en una de las plazas más difíciles de la historia reciente del equipo.

La historia en Medellín iba a ser totalmente diferente. Nacional saldría a someter al azul desde el minuto 1. Andrés Rentería abriría el marcador para el verdolaga al minuto 21 y a partir de allí, el conjunto de Almirón fue una máquina de jugar fútbol. Sin embargo, en el 34', el paraguayo Roberto Ovelar abrió el manual del centro delantero para dejar en ridículo a Alexis Henríquez y poner el empate. En el minuto 54, el propio Ovelar mandaría a guardar el balón tras un error de la defensa verdolaga y ver al arquero rival afuera del área para poner el 2-1 definitivo para el título inicial del año.

El equipo de Miguel venía de ganar su estrella número quince frente a Santa Fe, el cual hacía de local, pero a estos jugadores y cuerpo técnico no les bastaría eso. Así pues, se ganó y salió campeón para cortar una racha de 7 años sin ganar en el Atanasio (2 de noviembre de 2011).

VAVEL Logo