Cara a cara: Matías Pisano vs Déinner Quiñones
Fotomontaje: VAVEL Colombia

Tras cuatro fechas disputadas de la fase de grupos de la Copa Libertadores, el grupo F ya tiene su primer clasificado: se trata de Argentinos Juniors. El equipo de La Paternal ya se ubica en los octavos de final de la copa, dejando de esta manera un solo cupo en un grupo que tiene a tres clubes con chances de conseguirlo.

Atlético Nacional es el que mejor se ubica de los tres, pues depende de sí mismo para clasificar, y en caso de ganar los dos partidos restantes, estará en la siguiente fase del torneo.

Sin embargo, el nivel actual del equipo no ilusiona mucho, y lo que pareciera una clasificación sencilla en el inicio de la fase, hoy por hoy el panorama no está claro. 

Para lograr el objetivo y dar el primer paso hacia la clasificación, el técnico Alexandre Guimarães dispuso de una convocatoria con varias bajas significativas, por lo que se abre la posibilidad de que algunos jugadores, que hasta el momento han sumado pocos minutos, demuestren lo que pueden aportar al club.

En esta ocasión, con dos planteles que cuentan con altas exigencias en la parte delantera, efectuamos un cara a cara con dos perfiles similares de dos jugadores que pueden ser la solución ofensiva para cada uno de sus equipos: Déinner Quiñones y Matias Pisano son los protagonistas de este versus.

 

Matías Pisano: desequilibrio y experiencia para el 'bicho'

El futbol sudamericano conoce a Matías Pisano como sinónimo de buen futbol. Sus capacidades con el balón reflejan un perfil de jugador clásico de barrio, de 'potrero'; tiene magia en sus pies, pero no hace de más, pues con lo necesario es capaz de brindar un espectáculo sobresaliente y agradable tanto para los hinchas de su equipo como para los futboleros en general.

Matías Pisano Jaramillo, nacido en Buenos Aires hace 29 años, posee una carrera deportiva bastante amplia que empezaría por el año 2009 defendiendo los colores de Chacarita Juniors, club de la Primera B Nacional de Argentina. Matías, con 17 años, y anotando un gol en su debut, daría inicio a una carrera no tan fructífera en cuanto a títulos, pero sí llena de grandes nombres y talento de sobra.

Equipos de Argentina, Brasil, México, Colombia y Emiratos Árabes han contado con el talento del argentino, que tras conseguir su único título con el América de Cali en Colombia y pisar tierras árabes en una nueva transferencia, volvería al futbol de su país, esta vez, para hacer parte de Argentinos Juniors.

En el bicho, el club de Diego Maradona, Pisano no ha sabido desplegar todo su fútbol, y ante la falta de rodaje y el peso de la adaptación, su aporte al equipo ha sido mínimo, hasta casi nulo.

No obstante, es innegable todo lo que este jugador puede aportar a un equipo con tanto talento y con una idea de juego clara. El perfil de Matías Pisano, que arropa talento, mentalidad y un poco de picante, puede ayudar al equipo de La Paternal a seguir avanzando con gran ahínco en su tránsito por la gloriosa Copa Libertadores.

En lo que va de competencia en 2021 para Argentinos Juniors, el Toy Story, como también se le conoce a Pizano,  ha hecho parte de 12 de los 17 partidos del equipo, sumando un total de 301 minutos y una asistencia. Sin embargo, el debut en Copa Libertadores no ha podido ser efectivo en ninguno de los cuatro partidos válidos hasta el momento.

Características del jugador

Ocupa un amplio margen de la zona de ataque, sin embargo, es muy común verlo como pivote o falso nueve, aunque en muchos de sus equipos también ha actuado en posición de extremo, así como también un volante llegador que sabe ocupar espacios libres como complemente del delantero centro. En fin, Pisano es un hombre de todo el amplio de la zona ofensiva.

Actúa bastante en las zonas más adelantadas del campo en el momento en que su equipo se despliega hacia el arco rival, aprovechando su disparo potente y de gran calidad para sorprender al portero contrario.

Demuestra un muy buen control del balón y ejecuta despliegues organizados en función de reordenamiento del equipo y transporte del balón en dirección al arco contrario, sumando la gambeta corta y precisa para zafarse de marcas agobiantes que supera con ventaja al espacio libre, o a través de pases que liberan presión y dan participación al completo engranaje de su equipo.

Este jugador argentino tiene un gran control de balón y bastante fuerza para sostener la pelota en condiciones de pivoteo y 1 vs. 1, soportando la marca a través de su tren inferior, que le permite hacerse fuerte en los duelos en paridad numérica.

Su correcta lectura de las jugadas lo posicionan como un enlace continuo entre los mediocentros y los delanteros, tomando la vocería en transporte de balón y buscando opciones de pase, casi siempre llegando hacia el centro y, según lo oportunidad, filtrando balones entre líneas u orientando la jugada hacia la posición de los aleros o extremos más abiertos.

Es un jugador de mitad de campo hacia adelante, con gran visión de juego, y con la intención de generar oportunidades con alta probabilidad de gol, presentando también una correcta percepción de la espacialidad del terreno de juego; acoplando y entendiendo la posición de sus compañeros y las líneas rivales, buscando siempre posibilidades que propicien la circulación del juego y el resguardo de la posesión del balón.

De esta manera podemos resumir el perfil de Matías Pisano, bastante rico en zona ofensiva y con una trayectoria que lo avala. Mientras tanto, en Argentinos Juniors siguen esperando la explosión total de su talento en el equipo, para así seguir escribiendo una bonita historia en la Copa Conmebol Libertadores de América.

Déinner Quiñones: velocidad y regate que adeudan en el 'verdolaga'

Ante la micro crisis que ha experimentado el equipo verdolaga en los últimos partidos, características como la velocidad, el regate y la definición están evidentemente ausentes.

La zona ofensiva del conjunto verdolaga  hace alarde de que hay fallas significativas en el plantel, y que las piezas, que en cierto momento encajaron en una sincronía casi perfecta, hoy por hoy se encuentran desubicadas y fuera del eje natural de eficacia mostrado por el equipo en la primera etapa de este proceso.

Frente a esta situación, y sumando las bajas sustanciales provocadas por los contagios de Covid-19 y las lesiones en la plantilla, el director técnico Alexandre Guimarães ha tenido que echar mano de los más jóvenes y los hasta ahora menos participativos del equipo para poder completar una convocatoria que connota un reto importante de cara a la permanencia del rey de copas en plano internacional.

Así, con bajas tan significativas como las del capitán Jefferson Duque y Jarlan Barrera, por ejemplo,  y considerando el bajo nivel de los hombres de corte ofensivo del plantel, el nombre de Déinner Quiñones surge como una alternativa para enfrentar el férreo y organizado bloque establecido por Argentinos Juniors, y así poder sumar quizá tres puntos vítales para la escuadra del verde de la montaña, que además significarían un revancha importante para el jugador, quien no ha logrado explotar su máximo potencial en el conjunto verdolaga.

Déinner Alexander Quiñones Quiñones, de 25 años y con un recorrido amplio en el futbol profesional, llegó a Atlético Nacional hace aproximadamente un año, y aunque pareciera tiempo suficiente para ganarse un puesto y acoplarse al equipo, el tumaqueño ha visto pasar su estancia en el verde entre grises de desalientos adormecedores.

Para muestra de esto, nos remitimos a las cifras que arrojan en lo que va del calendario 2021, apenas 5 partidos con presencia de este jugador, que se resumen en un total de 95 minutos y 2 asistencias (logradas en un mismo compromiso); esto en el marco de 31 juegos disputados por el equipo en este año.

Por ahora, Quiñones suma apenas 14 minutos en Copa Libertadores, efectuados en la fase previa ante Club Guaraní; y ante las ya mencionadas ausencias en el equipo, podría darse su debut en la fase de grupos del torneo de clubes más importante de nuestro continente.

Características del jugador

Aunque en Nacional no ha mostrado su mejor desempeño, se pueden dilucidar  apartados de sus características de juego teniendo en cuenta algunas de sus participaciones en el cuadro verde, sumadas a lo que ha logrado enseñar en sus anteriores clubes.

Su capacidad física lo hace acreedor de una velocidad que explota a través de las bandas y en transiciones de defensa a ataque. En jugadas verticales, apareciendo como hombre libre detrás de la zona defensiva y la línea del balón, Quiñones puede romper líneas aprovechando su rapidez, aportando sorpresa y peso ofensivo a los ataques de su equipo.

A esta característica propia, le suma buen manejo y transporte de la pelota surtida por sus compañeros, aspectos fundamentales para un mediocampista y hombre de ataque. Además de transportar el balón, el acople entre regate y amago, le permiten romper líneas de presión rival y ejercer duelos de 1 vs 1.

Capaz también de desbordar en espacios reducidos y abrir la cancha a través de pases largos, así como efectuar la reorganización del equipo en jugadas de ataque, y en acciones de recuperación del balón;  también puede presentarse como una alternativa de apoyo para los laterales en función de salida, y para los mediocampistas centrales como solución para trazar diagonales o recostar el balón a los costados.

Quiñones tiende mucho a ir de afuera hacia adentro, haciendo uso del regate para así ubicarse en posición de pase o de posible remate al arco, dejando claras muestras de su buena pegada, que, aunque no es muy recurrente, le ha permitido lograr varias anotaciones de alto calibre y con significancia para el resultado de los compromisos.

Aprovecha las jugadas tiradas en velocidad para acompañar el ataque en posiciones de disparo, o también para atraer marcas que desdibujen la línea defensiva del rival, y así poder liberar a un compañero en mejor posición de cara al gol.

Otra característica fundamental de este jugador es su capacidad para enviar centros al área, pues se toma el tiempo necesario para ejecutar balones de muy buena calidad técnica con ventaja para los delanteros.

Su cambio de ritmo también es muy sobresaliente, pues sumado a su regate y amagos sorpresivos, le permiten, en sus mejores momentos, desplazarse en dirección al arco y desparramar rivales con inferioridad física en velocidad, actuando de manera regular por el costado derecho en condición de perfil cambiado.

Estas son muchas de las características que posee este jugador, y que lo llevaron a hacer parte de selecciones juveniles de Colombia, así como a actuar en el fútbol del exterior a su tan temprana edad. No obstante, en Atlético Nacional ha quedado debiendo mucho de su talento y aporte al equipo, que espera que por fin este jugador pueda explotar de la manera en que lo ha hecho anteriormente y así poder disfrutar de su excelso futbol.

VAVEL Logo