Con el nuevo resultado adverso en casa, el panorama no mejora para las auriverdes. El entrenador y la jugadora Lisol Castillo, dieron sus opiniones de lo que fue el juego el día de ayer, frente a un Deportivo Cali que continua más líder que nunca y además invicto en el torneo.

“Hay que creerle al proceso, el grupo venía con déficits y hemos logrado equiparar”, expresó el entrenador, que suma su tercer juego con las leopardas, infortunadamente no han conseguido la victoria, sin embargo, se nota un poco más de orden en las líneas dentro del campo de juego.

Durante todo el juego se vio superioridad por parte de las azucareras, no obstante, las auriverdes se mantuvieron bien paradas, logrando sacar por lo menos un primer con un gol de diferencia. Para la segunda mitad, llegaron los otros goles que le quitaron la posibilidad a las locales de tener sus primeros tres puntos. 

Pese a eso, el entrenador reconoció la labor de sus dirigidas que lucharon e intentaron en el terreno. “Hubo momentos interesantes para nosotros, esto es difícil, demora y tarda; más en el futbol femenino que requiere procesos largos”, expresó Álvaro.

Finalmente, se refirió al rival destacando su buen momento, elogiando su buen fútbol y sagacidad dentro del campo. “Nos sorprendieron con dos situaciones en que fuimos ingenuos y eso cuesta. El Cali fue superior, tienen un gran equipo”, concluyó el entrenador.

Por su parte, la defensora Lisol Castillo, dio su percepción de lo que pudo ser la causal de la derrota en este encuentro. “Nos costó y es virtud del rival que aprovechó la ingenuidad de nosotras”, inició.

Además fue crítica y sentenció un punto detonante en cuanto a lo que son los goles, esquivos y ausentes para las leopardas. “No tenemos ataque, ni esa delantera que meta el gol”, finalizó.

El equipo santandereano con nulas opciones de meterse a la siguiente ronda, deberá seguir mejorando en los encuentros restantes y forjar el proceso que quieren consolidar. 

VAVEL Logo
Sobre el autor